danielCon información de Cubahora

El mundo deportivo, y el atlético sobre todo, atestiguan un desarrollo que avanza a velocidades a las que Cuba no ha podido acoplarse, de ahí que, hayamos quedado a la zaga de la vanguardia mundial. Si bien es cierto que varios de nuestros atletas aun conservan posiciones dentro de la élite, la realidad ha dado pruebas fehacientes de que sus resultados ya no alcanzan para hacerse de un claro lugar en el podio, aspiración fundamental de todo atleta y de todo país que invierte en el desarrollo deportivo.

De alguna manera, hemos entendido los retos y el 2013 ha sido fiel testigo de cambios; tanto en la estructura de dirección del atletismo como en la manera de hacer. Acciones encaminadas a potenciar la recuperación de los resultados de Cuba en el primer nivel.

Durante el primer macrociclo que tuvo como colofón a la Copa Cuba (Campeonato Nacional), la mayor parte de los esfuerzos estuvieron dirigidos a perfilar la matricula de la preselección nacional, identificar figuras prominentes de cara al escenario olímpico de 2016 así como seguir trabajando con algunas figuras establecidas que puedan rendir una actuación decorosa en el venidero Campeonato Mundial de Moscú.

Ahora, el obrar de la Comisión Técnica ahora se centra en definir una representación de cara a la cita mundialista de la capital rusa, en la que prime la estabilidad y constancia en sus resultados como criterio de selección.

Objetivo que confirmó Daniel Osorio Díaz, desde este año Jefe Técnico de la Selección Nacional, en diálogo con esta redactora: “Nuestra premisa será acudir al circuito de competencias en el verano con una selección eficiente, que sea capaz de cumplir con todos los compromisos competitivos y a su vez, cumplir con la planificación individual de su progresión.”

“Hay que comenzar a potenciar la recuperación de los resultados de Cuba en el primer nivel. Es un proceso que puede ser lento, pero si lo ejecutamos con la seriedad y profundidad que amerita, estamos seguros que los resultados comenzarán a aflorar y que Cuba recuperará la senda dorada por la que su atletismo solía transitar en cada una de las competiciones a que se enfrentaba. La meta este año es llegar con un equipo sólido” -sentenció-

Una de las primeras decisiones que ha tomado curso ha sido el establecimiento de marcas mínimas propias para lograr el cupo al mundial que acogerá Rusia entre el 10-18 de Agosto próximo.

Las mismas tendrán validez entre el 14 de abril y el Campeonato Centroamericano y del Caribe a realizarse en el mes de julio. Igualmente se indica que los atletas deberán repetir, al menos en dos ocasiones, dichos registros en este período de tiempo.

En la mayoría de las especialidades, se establecen pautas caracterizadas por una mayor exigencia en relación a las exigidas por la IAAF

“Queremos darle otro matiz a la participación que ha venido caracterizando a Cuba en los últimos tiempos. Las marcas que anuncia la IAAF son decisorias pero acá también hemos establecido criterios para profundizar en la selección de los atletas. Nuestra misión es conformar un grupo eficiente, con la calidad como factor decisivo. En relación a eso estamos trabajando desde ya. Los atletas tienen que ser conscientes de lo que pueden aportar y por ende tienen que estar al tanto del momento que vive el atletismo para que puedan valorar sus posibilidades reales y saber así cuál es el reto a vencer para poder estar”

“Todo obedece a que la política de la Comisión Nacional hoy está orientada a la conformación de una selección integrada por atletas que tengan resultados potenciales como para aspirar a estar en una final mundial”

¿Cuáles son las bases estadísticas de estas mínimas?

Es un análisis de los últimos resultados de todos los finalistas de los Campeonatos mundiales de Berlin y Daegu, así como de los Juegos Olímpicos de Londres, sobre esa base sacamos un rango de posibles marcas que está en manos de cada jefe de área y se discutió con cada colectivo para que todos estén al tanto de cuál es el rendimiento sobre el cual se tiene que trabajar. Hay que exigir, y hay que poner la varilla bien alta porque de lo contrario no saldremos adelante.

¿Existe alguna estrategia que haga concesiones para con casos de atletas jóvenes?

“Lógicamente vamos a tener una previsión con algunos atletas jóvenes que aun cuando no tengan hoy resultados para ser finalistas si es conveniente que se enrolen ya en eventos de este nivel.

“Un ejemplo claro es la heptatleta Yorgelis Rodríguez, que ya cumplió con la marca A de la IAAF. Ella va a estar en el Mundial de Moscú aunque no logre la mínima de 6350puntos que estamos solicitando internamente aquí. “

“En el caso de los 110mcv, en el caso de Orlando Ortega, pues estamos seguros de que va a cumplir con la marca requerida pero sí así no fuese, valoraremos su caso porque este es una atleta que viene en ascenso, y más que esto, ha sostenido sus resultados con constancia sobre marcas que le pueden ubicar en una final mundial”

“Hemos establecido pautas, pero habrá oportunidades para estos muchachos con desarrollo prominente. La capacidad pre visoria de nuestros especialistas también tendrá rol decisorio a la hora de conformar el equipo al mundial”

Acaso no es muy exigente pedir que logren la marca en reiteradas ocasiones, y aun así lleguen al mundial en condiciones de repetirlas.

“Nosotros estamos exigiendo una marca para participar, como mismo hace la IAAF. Hay un rango de tiempo flexible enfocado a que el atleta pueda hacer la marca dentro del período competitivo y llegar al mundial en buena forma y condiciones de repetir o mejorar el resultado”

“En este aspecto confiamos en la experiencia pedagógica de nuestros entrenadores, que está más que demostrada. Se trata de trabajar cómodos, sin buscar un pico en un momento determinado que pueda atentar contra la forma deportiva y sucedernos que los atletas no lleguen en la mejor condición a la competencia fundamental.

“Hay una realidad, y es que las cotas que se están pidiendo no son quimeras, son una media entre los últimos resultados de los principales eventos, así que los atletas candidatos para rendir buenas actuaciones en Moscú tienen que estar experimentando resultados sostenidos en este rango, si no, no podemos pensar en ellos como finalistas mundiales”

“La clave del éxito de esta estrategia son los entrenadores, quienes deben ser capaces de administrar y planificar sus tácticas para conseguir la estabilidad en la forma deportiva de sus atletas. Confiamos en que esto es posible y de ahí exigimos, todos nuestros colectivos de técnicos y preparadores están trabajando con pleno conocimiento de los objetivos que se persiguen.

¿Cómo se ha diseñado la hoja de ruta del atletismo cubano para este verano competitivo?

“El inicio está pactado para el Mitin de Guadalupe, el 8 de mayo. Luego tomaremos parte en el periplo que ofrece Brasil con sus sedes en Belém, Uberlandia, Sao Paolo así como en el Gran Prix de Ponce en Puerto Rico (18 de mayo). Habrá presencia cubana, igualmente, en las dos paradas de la Liga de Diamante que se desarrollan en Estados Unidos (Nueva York y Eugene)”

A principios de Junio, celebraremos el Memorial Barrientos acá en Cuba, antes de partir a Europa para insertarnos en el circuito competitivo de verano.

 

Leer Además:

Mínimas cubanas de clasificación para el mundial de Moscú

Facebook Comments