image

Revancha –al decir de todos- era la palabra de orden para Cuba de cara a su enfrentamiento ante el conjunto representativo de los Países Bajos, pero el desquite –dictó el terreno- quedará para otra oportunidad pues la primera salida de Cuba en la segunda ronda terminó con victoria para los “Naranjas” de Hensley Meunlens con marcador de 6 carreras por 2.

El celofán en el score del Tokyo Dome se rompió en el segundo ining por cuadrangular de Curt Smith ante el abridor y perdedor Ismel Jiménez. En la propia entrada, los tulipanes fabricaron otra por la combinación de doble de Kalian Samsm, sacrificio de Dashenko Ricardo y jit impulsor de Andrelton Simmon.

Los bates naranjas anduvieron de festín durante todo el choque, con ataque total de 14 imparables. El segunda base y segundo en la tanda Jonathan Schoop fue el hombre grande de la noche: bateó de 6-3 e impulsó 4 carreras con doble y jonrón incluido. Por cierto, que el bambinazo llegó en la sexta, con dos compañeros en base, para recibir con “todos los honores” al relevista Yadier Pedroso que –para sorpresa de muchos- vino a auxiliar a Freddy Asiel Álvarez y redondear un racimo de tres que sirvió para decidir. El marcador se completó en la parte alta del séptimo cuando el propio Schoop pegó doble y agregó una más a la cuenta su equipo en las piernas de Simmons.

Las carreras de Cuba aparecieron gracias a ofensiva de largo metraje, Alfredo Despaigne (2do ining) y Yulieski Gourriel (7mo) conectaron batazos de vuelta completa, ambos en solitario.

Cuba conectó 12 hits y logró embasar hombres en casi todas las entradas pero pecó por la falta de oportunidad y fue víctima de cinco jugadas de doble matanza que igualmente apagaron una y otra vez las opciones de llegar a la “goma”.

La alineación incluyó a: Heredia (3-1), Bell (4-1), J.M.Fernández (4-2), Cepeda (3-1), Abreu (4-0), Despaigne (4-1, 1CI), Yulieski Gourriel (3-2, 1CI), Eriel Sánchez (2-1) y Arruebarruena (2-1) . Asimismo tuvieron participación Yasmani Tomas (1-1), Frank Camilo Morejón (1-1), Yosvani Peraza (1-0), Luis Felipe Rivera (1-0) y Andy Ibañez, Raúl González sin turnos al bate.

Apuntar, como positivo, el desempeño de José Miguel Fernández que ha asumido muy bien las responsabilidades del tercer madero. Ante Markwell y compañía resultó ser el más destacado con dos indiscutibles al igual que Yulieski Gourriel. Por cierto que el “10” ha estado totalmente fuera de sus “cabales” como figura importante en la ofensiva nacional. Esta noche bateo de 3-2 aunque a costa de varios despistes defensivos y un error incluido en sus servicios como defensor de la tercera almohadilla. Asterisco para Yasmani Tomás que no ha fallado en su función como emergente.

El pitcheo cubano, de manera general, mantiene las altas y bajas que venían caracterizando su desempeño. Y salvo algunos casos, demasiado pocos ante las necesidades de un torneo tan fuerte como este y con tantas regulaciones para permanecer en el box, el staff no brinda total seguridad.

La victoria fue a la cuenta del Diegomar Markwell que lanzó seis capítulos completos, con nueve hits y una sola anotación permitida. Lanzaron además: Boid (2.0) y Loek Van Mill (1.0)

Por Cuba lanzaron siete hombres: Ismel Jiménez (1.2), Freddy Asiel Álvarez (4.0), Yadier Pedroso (0.1) y Yander Guevara (1.0), Norberto González (0.1), Raicel Iglesias (1.1) y Diosdani Castillo (0.1).

Con justeza, hay que reconocer que los europeos dominaron el partido y llevaron la voz cantante a la ofensiva ante el pitcheo cubano que, de manera general, trabajó con mucha nobleza. Y es que este equipo nos ha tomado todas las medidas, el estudio y análisis de cada cubano convierte al elenco antillano en un conjunto sumamente vulnerable que se muestra desarmado ante lanzadores que saben dónde poner la bola. Esta derrota es la cuarta que sufre Cuba en sus últimos cinco enfrentamientos entre ellos. Un average muy positivo que apadrina la maldición que el “teamwork” ha desplegado sobre los nuestros.

Así, Cuba pierde su invicto y tiene por delante un III Clásico Mundial cuesta arriba. En unas horas (Sábado 9 – 5:00am/hora de Cuba), tendrá que medirse ante el perdedor del duelo entre Japón y Taipéi de China. Un rival que será un hueso duro y ante el cual queda una única alternativa: ganar. Otra derrota sería pasaje directo a hacer las maletas y regresar a casa.

Y hablando de regresos, Darién Núñez otra vez fue intercambiado por Leandro Martínez, que de esta manera vuelve al roster oficial de la selección cubana que participa en el III Clásico Mundial.

La jornada, inaugural para los grupos C y D, dejó la sorpresiva derrota de México ante Italia, en un dramático partido que finalizó con score de 6×5. República Dominicana, por su parte, apuntaló su candidatura como uno de los grandes de esta edición y derrotó a Venezuela con marcador final de 9×3.

Jugada a Jugada aquí

 

 

image

Facebook Comments