105608-m

Mientras todos vivimos en tiempos donde el béisbol es el deporte rey dados los acontecimientos del III Clásico Mundial, el atletismo lanza una estocada de espanto. Un zarpazo de genialidad made in Jennifer Suhr, que se acaba de coronar en el  Campeonato Nacional de pista cubierta de su país, Estados Unidos, con salto de 5.02, ¡Nuevo récord del mundo!

Lo hizo en su tierra, justo donde acostumbra a volar. Desde que apostara por la garrocha en 2005, esta espigada de 31 años ha conseguido todas sus mejores marcas de temporada allí en suelo estadounidense.

Su concurso fue limpio (4.65 o – 4.70 o – 4.80 o – 4.90 o – 5.02 o – 5.07 xxx), consiguió todas sus alturas, récord mundial incluido a la primera tentativa. Falló únicamente cuando trató de convertirse en la reina absoluta de la garrocha universal, al derribar en tres oportunidades la varilla sobre la altura de 5.07.

Su primer reto de la noche, como muestra la secuencia, fue el establecer un récord para su país, 4.90 (que supera por 2cm la anterior cota, en su poder, y de 4.88m). Lo había avizorado en la conferencia de prensa previa. Admitió que perseguía batir su récord y así lo hizo.

Pero la historia de esta especialidad ha atestiguado que de grandes noches solo pueden salir grandes marcas, y con la tranquilidad y la pulcritud que había caracterizado todas sus incursiones previas al 4.90, atacó sin complejos y consiguió, a la primera, un 5.02 que vale muchos aplausos. Por cierto, y antes de proseguir les cuento que la magnificencia del evento no quedó solamente a merced de la marca de Jenn, Kylie (25 años) fue segunda con 4.75, mientras que Mary Saxer y Janice Keppler terminaban tercera y cuarta por ese orden con 4.60. En todos los casos, marca A para el Campeonato Mundial de Moscú.

Admito que no lo vi venir, aunque tampoco sorprende que haya terminado por conseguirlo. Jennifer es, desde hace un buen rato la segunda mujer de todos los tiempos en esta especialidad, y ahora con esta marca cobra quizás, el precio justo para su perseverancia sobre las alturas de respeto. Así, se ha convertido en la segunda fémina que logra saltar por encima de los 5 metros, un reto que como ella misma admitiera “es una barrera mental”. Y con ese 5.02 le arranca un récord a Yelena Isinbayeva, que lo había mejorado el 23 de febrero de 2012, pero que había permanecido en sus manos desde 2004.

La marca reaviva el panorama mundial de esta especialidad. Es el primer desafío de altos quilates que recibe la zarina en los últimos tiempos. Obviamente, a la de Volgogrado le siguen sobrando méritos, es la dueña del récord absoluto de la disciplina–hasta hoy 5.06- pero, lo acaecido en Albuquerque es toda una inyección de adrenalina en medio de un año que concluye en Moscú, en su Rusia natal. Una tierra en la que ha vencido pero en la que jamás ha regalado una actuación de leyenda.

Con estos truenos, el Campeonato Mundial -señalado para el venidero agosto- se promete mucho más fuerte. Será el ahora o nunca para muchas de una generación de excelentes pertiguistas y sobre todo para ella, para Yelena, el referente de esta compleja especialidad y protagonista principal en el proceso de conversión que ha llevado al salto con pértiga a meterse entre las disciplinas más vistosas, seguidas y mediáticas del universo atlético contemporáneo.

A Cuba estos resultados le tocan de cerca, ahora Suhr es la líder de la temporada (indoor).  Yarisley queda segunda en el listado de 2013, merced al 4.78 con que dominaba hasta este resultado.

El zarpazo de Jennifer Suhr es todo un golpe de autoridad de parte de quién es la actual campeona olímpica. Una escalada en la historia que le aporta otro toque de dramatismo a la temporada que se avecina. Una campaña en la que Suhr se auto nomina como candidata de fuerza mayor de cara al mundial; un título que dicho sea de paso, le falta a su carrera. ¡Veremos qué pasa!

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=zr5hWnlyYz4&noredirect=1]

Facebook Comments