dionisio Entrevista a Dionisio Quintana

Por Abel Castillo y Andy Bermellón / Fotos: Reynier Batista

En una de nuestras visita al estadio Panamericano, encontramos a unos de los entrenadores del atletismo cubano más exitoso en la primera década de este siglo. Dionisio Quintana, jabalinista por excelencia, ha contribuido a lograr los resultados en una disciplina dominada históricamente por los países del primer mundo.

La jabalina femenina cubana desde la década de los 70 del siglo pasado se ha insertado en el panorama mundial, cosechando medallas olímpicas, mundiales e incluyendo record olímpicos, del orbe, panamericano y universitarios donde sobresalen nombres como: María Caridad Colón campeona olímpica de Moscú’ 80, los títulos mundiales juveniles de Xiomara Rivero, en Atenas’ 86 y Osleidys Ménendez en Sidney 96 y Annecy 98.

Para Dionisio, esta última, es la jabalinista cubana de mayor estabilidad dentro de la elite mundial, al lograr dos coronas mundiales- Edmonton 2001 y Helsinki 2005- , panamericanas en Winnipeg 99 y Río de Janeiro 2007, además del bronce en Santo Domingo 2003, un título olímpico en Atenas 2004- con record olímpico de 71,53 – y bronce en Sidney 2000.

Precisamente Dionisio Quintana conversó con nosotros sobre su carrera como atleta, de sus experiencias en sus casi veinte años como entrenador de la especialidad y de los nuevos retos que enfrenta la Escuela Cubana del Lanzamiento de la Jabalina.

¿Cómo se vincula Dionisio Quintana al atletismo?

Yo fui atleta, comencé cuando tenía 14 años, en las antiguas provincias orientales, en la EIDE de Holguín, donde estuve tres años y luego uno en la Santiago de Cuba. Dentro de los resultados que alcancé, fue cuando lancé 68 metros en el lanzamiento de la jabalina, me captaron para la ESPA y el equipo nacional, aquí en la Habana.

Mi primer viaje fue en el año 1975, donde obtuve medalla de plata en Checoslovaquia, con 72,32 cm, de ahí pase al equipo nacional donde estuve aproximadamente quince años hasta que me retiré a mediados del año 1988 y ese mismo año me incorporé a trabajar como entrenador del equipo nacional. Estuve como entrenador de María Caridad Colón por un tiempo, donde logró lanzar conmigo 70,14 centímetros. Luego continúe mi trabajo como entrenador en la ESPA de Artemisa, donde trabajé con muchachos en las categorías escolares y juveniles, donde estuve por seis años y alcancé resultados de medalla de plata y bronce en el Panamericano del año 91 y al año siguiente asistimos al Campeonato Mundial de la categoría y logramos tener un finalista. En el año 93 logré alcanzar tres medallas: dos de oro y una de plata en el campeonato Panamericano Juvenil, así sencillamente alcancé algunos resultados en la categoría con un total de cuatro medallas de oro mundiales y tres platas.

Regreso en el año 1993, como entrenador del equipo nacional, debido al déficit de entrenadores que existía en la época. Osleidys entró en al año siguiente, en el mes de septiembre, trabajé con ella casi diecisiete años, donde alcanzó magníficos resultados como: los record olímpico, mundiales, juveniles, universitario, panamericano, de Grand Prix, casi todos los records los tuvo ella, 71,70 llegó a tirar y hasta ahora ya Osleidys está en fase de retiro, aunque continúa haciendo algunos trabajos, debido a que el rendimiento ya no es el mismo. Estamos trabajando con muchachas nuevas.

¿A qué se debe el bajo rendimiento de la jabalina en estos últimos años, después del retiro de Osleidis Menéndez?

Bueno, esta generación de atletas de ahora, ya no es igual, estos muchachos sean visto afectados por el Período Especial que hubo en los años 90, por lo que hay un déficit de jabalineros. Hemos encontrados atletas pero se evidencia una falta de tamaño, no siendo el factor principal sino el poco trabajo en las provincias, que ya no trabajan como se debe trabajar. Las bases de Santiago de Cuba y Villa Clara ya cerraron. Esas bases, ESPA y EIDE que existían en provincias ayudaban mucho a descubrir y desarrollar talentos. Hoy existen atletas con talento pero no la abundancia de otras épocas.

¿Cómo valoras el estado actual de la jabalina a nivel mundial?

A nivel mundial sigue igual, no ha hecho un salto muy grande. El record mundial es de 72,28, actualmente con 65 metros puedes aspirar a estar dentro de las medallistas. No ha variado mucho, se ha quedado ahí, está la checa Spotaková con 72,28, la rusa Abakumova con 71,29 y Osleidys que se mantiene con 71,70, que son las tres mejores que ha habido en esta época. Pero el entorno de las marcas actualmente en la jabalina está entre 65 y 70 metros, no más de ahí.

Usted está considerado como uno de los mejores preparadores de nuestro país en la especialidad. ¿Cuánto le toca a usted los éxitos alcanzados en esta disciplina?

Cuba se ha caracterizado por tener una serie de atletas que han obtenido una medalla como: Maria Caridad Colón, oro en los Juegos Olímpicos de Moscú 80 y algunas atletas que han lanzado sobre los setenta metros. Con Osleidis me he sentido súper orgulloso a pesar que la cogí con 14 años y ha pasado conmigo casi veinte años, actualmente tiene 33 años y para mí ha sido un éxito y un orgullo tener un atleta que haya obtenido todos esos resultados en esta especialidad, es muy difícil, los atletas del primer mundo eran los que dominaban este evento y a pesar que las condiciones de trabajos ya no son las mismas, pero hemos hecho un gran esfuerzo y nos hemos mantenido por casi 10 años en la elite mundial, esto para mí ha sido algo grande porque con los pocos recursos que se nos han dado, hemos estado encabezando el ranking mundial, ya es una proeza para un país como el nuestro.

¿Cuáles son las claves qué ha encontrado usted para alcanzar el éxito?

Disciplina, responsabilidad y mucho esfuerzo en el trabajo que realizo. Superarme cada día, trazándome metas que hasta ahora la he podido cumplir, eso es fundamental para llegar hacer un entrenador exitoso.

¿Qué objetivos se traza para este 2013?

Bueno, dentro de los objetivos principales para este año 2013, tengo nuevas atletas, en desarrollo, contamos con una muchacha de Guantánamo que tiene cincuenta y seis metros y pienso que se incluya en la elite mundial a partir de 2014 y alcance los sesenta y cinco metros y este entre las primeras del mundo. Pero el mayor reto es que la jabalina femenina cubana vuelva ocupar sitio que tenía en la elite mundial.

dionisio1

Facebook Comments