Robbie Cordemans Por Reynaldo Cruz

La Habana (4 feb).- Una de las más importantes figuras del montículo en Holanda en la actualidad —todo un veterano ya— es el diestro Robbie Cordemans, un lanzador que ha unido su prominente carrera en la Hoofdklasse holandesa con los LD&D Amsterdam Pirates a una carrera no menos significativa con el uniforme de la Naranja europea.

El 5 de octubre del año 2011, Cordemans lanzó probablemente el partido más significativo de su selección nacional, al vencer al equipo Cubano en la final de la Copa Mundial de Béisbol de Panamá, para que Holanda conquistara el cetro de Campeón Mundial. El 1 de julio de 2012, menos de un año después, logró su victoria número 151 en la liga, sobrepasando a Bart Volkerijk y convirtiéndose en el serpentinero más ganador de la pelota holandesa. Ese año también logró el premio al Jugador Más Valioso.
En Cuba, Rob Cordemans es recordado como el lanzador que con su actuación impidió que la Mayor de las Antillas se alzara con la última Copa Mundial de Béisbol de la IBAF, pero también es conocido por ser uno de esos serpentineros complicados y difíciles de descifrar.
Recientemente accedió a contestar algunas interrogantes hechas por Universo Béisbol.

Universo Béisbol: ¿Qué edad tenías cuando comenzaste a jugar béisbol?
Rob Cordemans: Comencé a jugar al béisbol cuando tenía alrededor de nueve años.

UB: Viviendo en una nación que le da prioridad al fútbol, ¿qué te hizo decidirte por el béisbol?
RC: Estaba practicando tenis y béisbol. La natación estaba también entre los deportes. Como el tenis y el béisbol no combinan, tuve que decidirme por uno de ellos. No podría jugar fútbol aunque mi vida dependiese de ello.

UB: ¿Recuerdas tu primer partido en la Dutch Hoofdklasse? ¿Cómo fue?
RC: No, no lo recuerdo… fue hace demasiado tiempo, creo que en 1994.

UB: ¿Cómo recuerdas tu primera experiencia internacional?
RC: Lo primero que recuerdo de verdad es Atlanta (Juegos Olímpicos). Lancé en partidos internacionales antes de eso, pero de verdad no puedo decir con claridad… hace casi 20 años, ¿sabes?

UB: ¿Cómo te sentiste después de romper el récord de victorias en todos los tiempos de laHoofdklasse, hasta ese entonces en poder de Bart Volkerijk?
RC: Nunca me imaginé que realmente el récord estaba cerca. La gente tuvo que decírmelo. El día en cuestión fue un típico día lluvioso holandés. Tuvimos la suerte de jugar cinco entradas (de manera que el juego fue válido) y entonces era ya el líder en todos los tiempos. Te digo que no se sintió como la gran cosa…

UB: ¿Fue algo que buscaste o solamente se dio?
RC: Bueno, solamente se dio. Como ya te dije anteriormente, la gente tuvo que decirme.

UB: El año antepasado tuviste una temporada consagratoria, tanto nacional como internacionalmente, ¿podrías reflexionar al respecto?
RC: Uno de los mejores años de mi carrera. El promedio de limpias fue de 0.31. Me pareció que pudo irme mejor porque resolví con lanzamientos malos. Al año siguiente (2012) mi efectividad descendió a 0.22. Creo que me quedan dos metas más.

UB: Históricamente, has sido conocido por los cubanos como el lanzador holandés que siempre es una clase de enigma para el equipo nacional cubano. ¿Te preparas particularmente de manera diferente para enfrentarlos o es simplemente “otro rival”?
RC: Me preparo de la misma manera para cada oponente. Sea que me enfrente al peor o al mejor equipo (Cuba) no importa. Creo que es la manera más acertada de hacerlo. Tienes que confiar en tus propias fuerzas.

UB: Ganar el último partido de la Copa Mundial de Béisbol de la IBAF fue definitivamente un gran momento. ¿Ha sido este tu momento favorito relacionado con el béisbol? y si no este, ¿cuál?
RC: Por supuesto que el resultado fue el más importante de mi carrera. No fue mi mejor partido, pero sí mi mejor resultado. El mejor juego que he lanzado fue contra los aussies[i], pero no recuerdo el año o el país en que sucedió.

UB: De los bateadores cubanos que enfrentaste ese día, ¿de quiénes te cuidaste particularmente?
RC: Cada uno (excepto quizás uno o dos de ellos) puede resultar letal. Es increíble el poder de todo ese line-up. Así que básicamente tuve que ser muy astuto y cuidadoso con todos y cada uno de ellos.

UB: El director Brian Farley dijo que eras el hombre indicado para poner en la lomita, y demostraste que tenía razón cuando decía eso. ¿Esperabas ser el abridor del juego final?
RC: Esperaba que me pondría a abrir, pero no estaba seguro. Teníamos también a otros dos lanzadores listos… pero estoy muy contento de que me diera la bola.

UB: Al equipo de Holanda no le fue tan bien en el Torneo Interpuertos de Rotterdam 2011. En una entrevista con Sidney de Jong justo después de esto, me aseguró que les iba a ir mejor en la Copa Mundial y terminaron ganándola. La Semana Beisbolera de Haarlem de este año vio a una escuadra Oranje[ii] que dejó escapar los últimos partidos, incluyendo el de la medalla de bronce. ¿Cómo esperas que les vaya en el Clásico Mundial de Béisbol?
RC: Será un equipo diferente. Tendremos a los profesionales y a los mejores de Holanda. Veamos si podemos crear a verdadera escuadra nuevamente.

UB: Ahora sin Sidney de Jong en la receptoría, ¿quién crees que sea el mejor para guiar a los lanzadores en el equipo de Holanda?
RC: Tenemos a algunos muchachos que muestran mucho talento, pero tendrán que luchar por el puesto.

UB: ¿Qué se siente ser llamado nuevamente a integrar el equipo nacional de Holanda?
RC: Ya no me pongo nervioso. Si hago lo que tengo que hacer sé que puedo ayudar al equipo a ganar partidos importantes. Y es eso precisamente lo que necesitamos hacer en el Clásico Mundial de Béisbol.

UB: ¿Cuál crees que sea el impacto en el equipo de hombres como Andruw Jones, Roger Bernadina, y Wladimir Balentien, igual que de Jurickson Profar y Andrelton Simmons, y los demás que juegan en Estados Unidos?
RC: Conozco a algunos de ellos, pero a otros no. Pronto nos reuniremos, nos conoceremos y trataremos de conseguir cierta química, porque ¡eso es lo que necesita cada equipo!

UB: Jugar con equipos como Corea del Sur, Taipéi de China y Australia hace que el Grupo B sea un lugar muy difícil para la Oranje, ¿cuál consideras que será su rival más difícil?
RC: Sin dudas, el más difícil es Corea del Sur… ¿recuerdan ustedes los últimos Juegos Olímpicos?

UB: ¿Tienes algún sueño relacionado con el béisbol que te falte por cumplir?
RC: Quiero ver qué tan lejos podemos llegar en este torneo. Esperamos enfrentarnos a ustedes (Cuba) una vez más en Tokio. Sería agradable, ¿verdad?

 

Tomado de blog Béisbol Universo.

Facebook Comments