yunior Las estadísticas de Alfredo Sánchez Barrios aseguran que no ha existido – para Cuba-  actuación más meritoria en los eventos múltiples que aquella que cumplimentaran Leonel Suárez (Plata- 8640 puntos), Yordanis García (8vo-8387 puntos) y Yunior Díaz en el Campeonato Mundial de Berlin en 2009. Fue precisamente allí,  en la capital germana,  donde Yunior  Díaz se hizo notar gracias a los 8357 puntos facturados que le valieron la  9na posición en el máximo evento mundial.

Más allá de lo que significa agenciarse un lugar entre los diez primeros del orbe en la prueba que busca al atleta más completo; el concretar este resultado a sus 22 años parecía el augurio de un futuro meritorio. Sin embargo, después de Berlín, Yunior se alejó de las pistas, o al menos a los ojos de los aficionados así trascendió, ya que no figuraba entre los atletas que solían representarnos en los principales eventos.

 

“Estuve fuera de mi rendimiento habitual por causa de una lesión, ruptura en el recto, que me impidió rendir al máximo  nivel por más de dos años. Como consecuencia de las molestias me fui alejando de los resultados que me permitían competir en los principales eventos”.

Reapareció en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, como parte de  la posta antillana que corrió en las semifinales del 4x400m. Una incursión fugaz en esta distancia, resultado de la coincidencia en fecha, de la clasificación de los relevos y la final de 400mcV en la que corría Omar Cisneros.
Ahora,  tras dos años de altibajos, apuesta por el salto de longitud, decisión definitiva que marca un giro en su carrera.

“Es una decisión mía pues me di cuenta de que el decatlón se me estaba haciendo un poco difícil a la hora de entrenarlo y de competir para buscar los resultados que me permiten insertarme en el primer nivel. Y el salto largo es un solo evento, al que le puedo dedicar más tiempo y energía y que a su vez me da margen a no tener que forzar al extremo mi condición física que se recupera de la lesión que comentaba.”

“Estoy saltando entre 7.80m y 7.90m. Son marcas similares a las que tenía en el decatlón aunque nunca las conseguí de manera oficial producto del propio esfuerzo de hacer varias pruebas en una jornada”.

Yunior es uno de los jóvenes que hoy se  entrenan bajo las órdenes de Daniel Osorio en el salto largo. Comparte  roles con Pedro Díaz, José Luis Despaigne y Yurien Durán.

“Nos estamos entrenando muy bien, ahora soy parte de un colectivo joven que lucha por sacar adelante el salto de longitud cubano. Esa es la meta común de todos. En lo personal –por el momento-  aspiro a incluirme en una final mundial y/o olímpica”.

Esta es una disciplina que busca recuperar posiciones  en la élite mundial  y conseguir, de una vez y por todas, poner fin a  la era “post-Pedroso” (Iván Pedroso). Tiempo que ha estado marcado por inestabilidad en los resultados en el primer nivel mundial. Sobre el entrevistado, Osorio, quien además se desempeña como Jefe Técnico del deporte, sentenció: “Yunior está empezando, pero tiene potencialidades para la especialidad; por ello el cambio. Estamos seguros de que este año lo tendremos alcanzando registros superiores a los 8 metros”.

Tomado de Oncuba

Facebook Comments