WEB-Dalixia Por:  Carlos Cruz y Lisset Ricardo/ Jit.cu

CON UNA filosofía práctica sobre la vida que le permite disfrutar de sus glorias pasadas y no amilanarse ante los cambios, Dalixia Fernández asume con entusiasmo su nueva condición de árbitro de voleibol de playa y fue la única mujer que impartió justicia en la quinta fase del Circuito NORCECA, que tuvo lugar en Varadero en agosto último.
Con un largo historial sobre la arena como jugadora, en el que destacan un sexto lugar en el ranking universal en el 2001, dos medallas de plata en circuitos mundiales, participante en tres Juegos Olímpicos junto a Tamara Larrea y preseas en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo’03 (oro) y Río de Janeiro’07 (plata), ahora la dinámica guantanamera demuestra su calificación en cada partido, gracias al empeño y deseos constantes de superación.

¿Qué ha significado el voleibol para Dalixia?
Es todo. Mi vida, mis pensamientos y razón de ser. Comencé con el sueño de convertirme en una Morena del Caribe, pero no me salieron bien las cosas y opté por la modalidad de playa, entonces concentré todas mis energías en lograr buenos resultados y pienso que los conseguí. Tal es así que debuté en el 2000 y ese mismo año asistí a la olimpiada de Sydney.

¿Y al pasar al retiro?
Para ningún atleta es fácil dejar lo que tanto se ama y resulta más difícil cuando transitas por un sendero de grandes satisfacciones durante varios años. Pero es una realidad que debe aceptarse y sin mirar para atrás.
No afronté ningún inconveniente cuando comencé como árbitro, recibí mucha ayuda por parte del colectivo de oficiales cubanos, que me enseñaron a superar la mentalidad de atleta para convertirme en una profesional de rigor. Es una nueva etapa de mi vida que me reporta felicidad.

¿En qué momento se encuentra la formación de las mujeres árbitros de voleibol en nuestro país?
Hay gran interés por parte de la Federación Cubana y de la NORCECA de ampliar la captación de las más motivadas para capacitarlas y respaldar su desarrollo técnico en eventos de nivel.
Creo que es un paso importantísimo para el voleibol como deporte porque el apego y cumplimiento de las reglas fortalecen la disciplina y por tanto la imagen. Es como dice el refrán: para que todo ande bien en casa las cosas deben estar en orden.

¿Qué sacrificios implican ser árbitro para una mujer?
Muchos, pero la experiencia que estoy viviendo es maravillosa, más ahora que se trabaja para que nosotras tengamos mayor presencia en las competencias. No es lo mismo ser atleta que impartir justicia, las situaciones se ven desde otro punto de vista, como jugadora estoy en el terreno y el árbitro me puede penalizar quizás por algo difícil del partido y sicológicamente funciona de otra manera, como árbitro te conviertes en la máxima autoridad y ya he aprendido que si me equivoco debo saber recuperarme de inmediato, no puedo bloquearme, el juego continúa y lo importante es no repetir el desliz y no creo que una sola jugada que se pite incorrectamente sea la victoria o no para un equipo..

¿Cuál es ahora tu gran aspiración?
Ganarme la condición de Internacional. Ya cumplo dos años con la categoría Nacional, así que debo seguir fogueándome en todos los campeonatos de casa como he hecho hasta ahora en Juegos Escolares, torneos juveniles y otros circuitos. También me invitan para los partidos de preparación de la preselección cubana, en el torneo Rey de la Playa que se organiza cada año en la capital…
Creo que lo más importante es la práctica sin despreciar nunca la superación constante y el aprendizaje correcto del inglés, que lo he ejercitado a fuerza de intervenir en tantos eventos fuera de Cuba, pero ya me preocupo por estudiarlo formalmente, porque ese es el idioma que se utiliza frente a jugadoras que no hablan español y es vital cuando tienes que dirigirte a ellas, más luego de una cerrada acción. Un buen árbitro debe dominar bien las reglas y el idioma.

¿Qué te propones después de tu debut internacional en Varadero?
Quiero prepararme bien y estar lista por si convocan a un curso internacional y pueda asistir, no voy a desaprovechar esa oportunidad. Siento el apoyo de la Federación Cubana y también de la NORCECA, cuyos representantes en la fase celebrada en Cuba me felicitaron por mi trabajo, pité el juego por el oro en el sexo femenino e incluso hablaron positivamente de los árbitros cubanos de playa, destacados a pesar de nuestra inexperiencia internacional. Yo confío que cuando tengamos la calificación requerida pueda también en esta posición representar dignamente a mi país.

¿En qué confías para cumplir tus sueños?
Tengo 33 años y quiero aprovechar las posibilidades que surjan. Confío en que me gusta la seriedad, el respeto, la responsabilidad y la disciplina, y lo demostré como atleta. Pienso que eso es lo que más debe caracterizar a una persona para llevar adelante lo que quiere.

————————————————————————————————————————

Trayectoria…

En su carrera como atleta acumula medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo’03 y plata en los de Río de Janeiro’07, dos preseas de plata en circuitos mundiales, sexto lugar en el ranking universal en el 2001 y ha participado en tres juegos olímpicos.

En la actualidad…

Desde hace dos años funge como árbitro nacional de voleibol de playa.

Facebook Comments