Olga Kuzenkova Olympics Day 13 Athletics 4SJcgmZl7Tvl

Olga Kuzenkova, una de las más “ilustres” martillistas de la historia y campeona olímpica de Atenas 2004, acaba de ser implicada en un presunto caso de ADRV (Anti-Doping Rule Violation).

La noticia tiene origen en un comunicado divulgado a través del sitio web oficial de la Agencia Antidoping de Rusia (RUSADA, por sus siglas en inglés), donde se declara que la atleta está bajo investigación desde principios del mes en curso.

El “fenómeno” de las revisiones con carácter retroactivo ya ha lanzado varios S.O.S desde los laboratorios de Lausana, Suiza. En este caso, las alarmas han saltado por una muestra tomada durante el Campeonato Mundial de Helsinki, en Agosto de 2005.

Kuzenkova, siempre le pareció sospechosa a muchos, quizás porque se convirtió en la primera mujer en enviar el martillo más allá de los 70 metros. Lo cierto es que mostraba gran poderío, con lo que logró conquistar cuatro medallas mundiales (1 oro y tres de plata) , así como el subtítulo olímpico en Sydney 2000 y el referido título de Atenas 2004.

A sus 42 años, la atleta niega rotundamente los hechos que se le imputan, sin embargo ya ha sido informada de sus derechos pues en caso de ser encontrada culpable la IAAF impondría sanciones y hay resultados importantes en juego. Entre ellos, el único título mundial de su carrera conseguido precisamente en 2005.

La prensa se ha hecho eco de los sucesos, y no son pocos los medios de su país y de otras partes del mundo, que comienzan a enfatizar sobre la posibilidad de que Yipsi Moreno se convierta en triple campeona mundial. En los citados mundiales de Helsinki 2005, donde Kuzenkova finalmente refrendó un oro a su largo y plateado tránsito por torneos del orbe, nuestra “campeonísima” fue quien la secundó en el podio tras haberle negado la posibilidad de escalar a lo más alto en Edmonton 2001 y en Paris 2003. En Atenas, Kuzenkova quedó por delante de la propia Yipsi y de la también cubana Yunaika Crawford, aunque hasta ahora solo se le han reconocido las evidencias en las muestras tomadas en 2005.

Lo cierto es que, con los “anabólicos” a la orden del día,  no se sabe qué puede llegar a pasar y cuántos peces gordos, como Kuzenkova, estén prestos a caer en el jamo de la justicia. Los organismos internacionales deportivos se hallan inmersos en un profundo proceso de “limpieza” que si bien se muestra como algo justo, tampoco es infalible y en ello descansa la mayor polémica. En lo que a la IAAF respecta, las dudas están vinculadas con la selección de los atletas cuyas muestras deben ser “re-testeadas”. Pues pasa que, los europeos, por ejemplo, llevan cara de culpables mientras que hay otros, incluso infractores como Justin Gatlin, que ahora no se incluyen en las listas de sospechosos. Son las cosas del poder, y de la justicia contemporánea que nunca llegará a ser absoluta e igualitaria. Mas, está claro que los análisis van a servir de algo y más de uno de esos tantos que han disfrutado de glorias invocadas desde las sombras, saldrá a la luz pública.

A nosotros nos toca esperar, y darle mucho crédito al sabio populacho que reconoce una buena decisión, por encima del tiempo posterior con que se tome.

 

Información original sobre el caso en: Russian Antidoping Agency (http://www.rusada.ru)

Facebook Comments