jose-dariel-abreu-contra-japon José Dariel Abreu Correa no amerita de mucha presentación entre los amantes del béisbol. Juega la primera base y ocupa la cuarta posición en el line up de los Elefantes de Cienfuegos en la serie nacional. El muchachón, también conocido como “Pito”, mote que arrastra desde la infancia gracias la ocurrencia de su tío José, ha conectado treinta o más cuadrangulares en las últimas tres ediciones de la liga doméstica y acumula razones para tener un lugar en el equipo Cuba que hace un tiempo se prepara con la mira puesta en el III Clásico Mundial:

 

Sobre el Equipo Cuba y el venidero Clásico Mundial.

Qué tal este año en la preselección del “Cuba”, ¿ha sido mejor la preparación?

El objetivo no es juzgar si ha sido mejor que otra o no, el tema es que ha sido muy buena y exigente. Todos somos conscientes de que tenemos por delante el evento más importante del béisbol mundial. En lo personal he aprendido mucho con todos y cada uno de los directores y entrenadores con los que he trabajado en mi carrera, especialmente con los del equipo nacional.

¿Víctor Mesa?

Es un director con muchos conocimientos y que nos ha dado muchas lecciones. Una de ellas, la más importante para mí, es el ser agresivos. A hora salimos al terreno con la mentalidad de jugar rápido e inteligente. Es un mentor que sabe cómo motivar a sus jugadores para que salgan al terreno a darlo todo.

¿Ser parte de una preselección nacional?

Significa mucho porque es avanzar hacia el sueño de todo pelotero cubano, además de que es una preparación que enriquece las condiciones técnico – tácticas de uno como jugador de béisbol.

¿y el equipo CUBA?

Tengo pocas cosas sagradas en mi vida y con el corazón en mi mano te digo que una de ellas es el equipo nacional. El gran anhelo de todo deportista es llegar a representar al país y una vez que estas en él tienes que luchar con todo por hacer el mejor papel.

¿El III Clásico Mundial?

Todos sabemos la envergadura que tiene un evento de este tipo. Como cubanos tenemos la misión de luchar, y buscar hacer el mejor papel como equipo para mejorar lo hecho en la pasada edición de este torneo. No es un objetivo fácil pero son momentos como estos los que prueban a los hombres y vamos a salir siempre a darlo todo en el terreno.

Impresiones de la preparación en México y la gira por Asia

Pienso que el periplo por México no estuvo a la altura de lo que queríamos pero al menos pudimos jugar contra un equipo de otro lugar; eso nunca está de más. En cuanto a los juegos en Asia si fueron situaciones más reales. Pudimos topar con equipos de mucho nivel y eso es importante para asumir con conocimiento de causas el III Clásico Mundial.

A criterio personal, ¿por qué se nos hace tan difícil conectarle a los asiáticos?

No es un secreto que los lanzadores asiático son muy buenos, muy controlados e inteligentes y a nosotros, que no tenemos muchas horas de vuelo enfrentando a pitchers de esas características, se nos hace difícil descifrarlos. Esta gira fue muy buena, porque nos dejó la experiencia y la lección de que hay que trabajar fuerte para enfrentar su pitcheo. Yo confío en que las conexiones van a salir; ya veremos qué pasa…

Sobre su carrera y formación como jugador de béisbol

¿Por qué jugar la primera base?

Me gustaba desde bien pequeño y tuve la oportunidad de concretar esta idea. Mi tamaño ayudó porque era ideal para la posición y también tuve como punto de partida mi admiración personal por Jorge Luis Toca, que jugaba la primera base en Villa Clara.

¿Es Toca el único referente o hay alguien más?

Orestes Kindelan

¿Crees en la filosofía del zurdo vs zurdo?

Yo no creo mucho en eso. Hay que pararse en el home a tratar de pegarle a la bola, no importa quién lance, uno tiene que hacer su trabajo.

¿Qué sientes cuando conectas un cuadrangular?

La alegría es inevitable, en cada batazo recuerdo a mi familia, a los seguidores y las personas que confían en mí.

Hablando de seguidores, ¿qué tal la experiencia de tener un seguidor como Peter?

Peter* es más que un seguidor para mí, está dentro del grupo de mis seres más queridos. Yo también soy su fans, y más que eso, él es un ídolo para mí. Es un orgullo tenerlo cerca de mí siempre en el Estadio 5 de Septiembre.

* Peter Águila Prado es un niño discapacitado de 13 años. Padece de una parálisis cerebral que le inmovilizó una parte de su cuerpo y se ha convertido en el mayor seguidor de José Dariel y de los Elefantes de Cienfuegos. Cada jonrón de Pito Abreu en el 5 de Septiembre es dedicado para él.

¿Metas inmediatas?

Aportar lo mejor del mí con el Equipo Cuba en el III Clásico y con Cienfuegos, buscar la clasificación y luchar por el título.

¿Algún sueño por cumplir?

Si, llegar a ser José Dariel Abreu Correa no amerita de mucha presentación entre los amantes del béisbol. Juega la primera base y ocupa la cuarta posición en el line up de los Elefantes de Cienfuegos en la serie nacional. El muchachón, también conocido como “Pito”, mote que arrastra desde la infancia gracias la ocurrencia de su tío José, ha conectado treinta o más cuadrangulares en las últimas tres ediciones de la liga doméstica y acumula razones para tener un lugar en el equipo Cuba que hace un tiempo se prepara con la mira puesta en el III Clásico Mundial:

Sobre el Equipo Cuba y el venidero Clásico Mundial.

Qué tal este año en la preselección del “Cuba”, ¿ha sido mejor la preparación?

El objetivo no es juzgar si ha sido mejor que otra o no, el tema es que ha sido muy buena y exigente. Todos somos conscientes de que tenemos por delante el evento más importante del béisbol mundial. En lo personal he aprendido mucho con todos y cada uno de los directores y entrenadores con los que he trabajado en mi carrera, especialmente con los del equipo nacional.

¿Víctor Mesa?

Es un director con muchos conocimientos y que nos ha dado muchas lecciones. Una de ellas, la más importante para mí, es el ser agresivos. A hora salimos al terreno con la mentalidad de jugar rápido e inteligente. Es un mentor que sabe cómo motivar a sus jugadores para que salgan al terreno a darlo todo.

¿Ser parte de una preselección nacional?

Significa mucho porque es avanzar hacia el sueño de todo pelotero cubano, además de que es una preparación que enriquece las condiciones técnico – tácticas de uno como jugador de béisbol.

¿y el equipo CUBA?

Tengo pocas cosas sagradas en mi vida y con el corazón en mi mano te digo que una de ellas es el equipo nacional. El gran anhelo de todo deportista es llegar a representar al país y una vez que estas en él tienes que luchar con todo por hacer el mejor papel.

¿El III Clásico Mundial?

Todos sabemos la envergadura que tiene un evento de este tipo. Como cubanos tenemos la misión de luchar, y buscar hacer el mejor papel como equipo para mejorar lo hecho en la pasada edición de este torneo. No es un objetivo fácil pero son momentos como estos los que prueban a los hombres y vamos a salir siempre a darlo todo en el terreno.

Impresiones de la preparación en México y la gira por Asia

Pienso que el periplo por México no estuvo a la altura de lo que queríamos pero al menos pudimos jugar contra un equipo de otro lugar; eso nunca está de más. En cuanto a los juegos en Asia si fueron situaciones más reales. Pudimos topar con equipos de mucho nivel y eso es importante para asumir con conocimiento de causas el III Clásico Mundial.

A criterio personal, ¿por qué se nos hace tan difícil conectarle a los asiáticos?

No es un secreto que los lanzadores asiático son muy buenos, muy controlados e inteligentes y a nosotros, que no tenemos muchas horas de vuelo enfrentando a pitchers de esas características, se nos hace difícil descifrarlos. Esta gira fue muy buena, porque nos dejó la experiencia y la lección de que hay que trabajar fuerte para enfrentar su pitcheo. Yo confío en que las conexiones van a salir; ya veremos qué pasa…

Sobre su carrera y formación como jugador de béisbol

¿Por qué jugar la primera base?

Me gustaba desde bien pequeño y tuve la oportunidad de concretar esta idea. Mi tamaño ayudó porque era ideal para la posición y también tuve como punto de partida mi admiración personal por Jorge Luis Toca, que jugaba la primera base en Villa Clara.

¿Es Toca el único referente o hay alguien más?

Orestes Kindelan

¿Crees en la filosofía del zurdo vs zurdo?

Yo no creo mucho en eso. Hay que pararse en el home a tratar de pegarle a la bola, no importa quién lance, uno tiene que hacer su trabajo.

¿Qué sientes cuando conectas un cuadrangular?

La alegría es inevitable, en cada batazo recuerdo a mi familia, a los seguidores y las personas que confían en mí.

Hablando de seguidores, ¿qué tal la experiencia de tener un seguidor como Peter?

Peter* es más que un seguidor para mí, está dentro del grupo de mis seres más queridos. Yo también soy su fans, y más que eso, él es un ídolo para mí. Es un orgullo tenerlo cerca de mí siempre en el Estadio 5 de Septiembre.

* Peter Águila Prado es un niño discapacitado de 13 años. Padece de una parálisis cerebral que le inmovilizó una parte de su cuerpo y se ha convertido en el mayor seguidor de José Dariel y de los Elefantes de Cienfuegos. Cada jonrón de Pito Abreu en el 5 de Septiembre es dedicado para él.

¿Metas inmediatas?

Aportar lo mejor del mí con el Equipo Cuba en el III Clásico y con Cienfuegos, buscar la clasificación y luchar por el título.

¿Algún sueño por cumplir?

Si, llegar a ser campeón nacional y ganar el Clásico.

 

peter1

José Dariel y Peter

Facebook Comments