3a38e3e69cd1c52310b217cebb8b0e3224196c57 Por: Rafael Arzuaga Junco/Cubahora

Ciego de Ávila, campeón exponente, se mantuvo invicto en dos desafíos inaugurales, al capitalizar un hit de su cuarto madero Yoelvis Fiss y vencer 1×0 a Industriales en 12 entradas, este domingo, cuando arrancó la Serie Nacional de Béisbol 52.

Fiss, en conteo de dos strikes y dos bolas, y con dos outs en la pizarra, conectó hacia el jardín izquierdo un intento de slider de Julio Rayzán Montesinos, que no desarrolló completamente, e impulsó la anotación decisiva desde segunda, donde los monarcas tenían corredor en virtud de la pésima decisión del árbitro Omar Peralta, quien se equivocó —por segunda vez en el partido— al decretar quieto una jugada en segunda out como un edificio.

El partido comenzó con un duelo de lanzadores entre Vladimir García y Odrisamer Despaigne, preseleccionados de Cuba rumbo al III Clásico Mundial de Béisbol, que se fueron del partido sin permitir anotaciones y también sin decisión.

García, aunque con más lanzamientos que su oponente, sometió a la ofensiva azul durante ocho entradas, al punto de tolera hits y permitir que solo Stayler Hernández, por boleto, entrara en circulación.

Sin embargo, en el noveno, y ante la tanda baja de los subtitulares (el DT Lázaro Vargas no envió emergentes por octavo y noveno), al as de los Tigres se le esfumó la posibilidad del no hit no run.

Primero, permitió un texas de Frank Camilo Morejón (unas entradas antes había espetado que el catcher industrialista era “su out”) y a seguidas Rayko Olivares e Irait Chirino se anotaron sencillos por dentro del cuadro, sin outs, para cuajar las almohadillas de Leones.

La situación era ideal para anotar incluso más de una vez, pero ante el primer lanzamiento del abridor local, Juan Carlos Torriente, segundo madero de Industriales y también integrante de la preselección nacional, fue incapaz de batear un fly y, por el contrario, conectó un rolling al lanzador, que Vladimir fildeó y a punto estuvo de tirar mal al home plate, pero se convirtió en una jugada de dos outs. Todo un respiro, que le sirvió para completar el escón obligando a Yoandry Urgellés a perecer en un fly al jardín izquierdo.

En definitiva, Vladimir García realizó 98 lanzamientos en nueve entradas completas, con tres ponches y una base por bolas. Y Despaigne, que trabajó ocho y un tercio, hizo 89 pitcheos, recetó cuatro ponches y solo regaló un boleto intencional.

Lázaro Santana, con una actuación de dos y dos tercios de entrada, en las que aceptó par de indiscutibles, se apuntó el triunfo, el segundo de Ciego de Ávila en igual cantidad de partidos inaugurales (Ciego, subcampeón de la Serie de Oro, había derrotado a Pinar del Río, entonces campeón, en el juego inaugural de la Serie 51).

Otro relevista, Rancel Sánchez, cargó con el revés, el octavo de las diez decisiones azules en desafíos de inauguración y el noveno en los 12 partidos disputados contra Ciego de Ávila contados los del calendario regular y el play off final de la temporada pasada (por cierto, el hit de Fiss, que decidió el partido, lo aceptó Julio Rayzán Montesinos, el mismo victimario del imparable de Ricardo Borbón que, en el propio José Ramón Cepero, definió el título avileño).

La Habana, campeón de la Serie 48, fue el último equipo ganador de un partido inaugural con pizarra mínima y sucedió en estadio, el Nelson Fernández de San José de las Lajas, en la apertura del campeonato 2009-2010, ante Villa Clara.

Industriales, en tanto, fue protagonista de la decisión en entradas extras más reciente en estos tipos de desafíos. En la Serie de Oro, los Leones del entonces DT Germán Mesa, cayeron en 11 capítulos con pizarra de 6×5 ante Villa Clara, el 28 de noviembre de 2010, fecha de disputa del primer e tie break en Series Nacionales.

Facebook Comments