Games of the XXIXth Olympiad in Bejing/China 2008 Para hoy reservo un artículo de remembranza. Uno que recuerda el momento en que pude disfrutar de una de las actuaciones (a mi juicio) espectaculares de los Juegos de Londres 2012. Sucedió justo en la agonía de la XXX  edición de los Juegos Olímpicos llegó, gracias a la Televisión cubana (TVC),  la oportunidad  única de disfrutar del concurso final de la Gimnasia Rítmica. Lo de “oportunidad única”  es una expresión que encierra el sentido  más literal de este asunto porque las gimnastas que se dieron cita en esa instancia constituyen lo mejor de este planeta.

Así pudimos todos, en calidad de televidentes,  ser cómplices de la coronación de la rusa Evgenia Kanayeva. Merecido título que la convirtió en doble titular olímpica, un   acontecimiento histórico para las lides de esta especialidad.

Kanayeva consiguió la  medalla dorada con puntuación de 116,900;  dos unidades y fracción por encima de su compatriota Daria Dmitrieva, plateada con acumulado de 114,500 puntos.

Imagínense ustedes, ¡dos puntos de ventaja en un deporte que tiende a definirse por décimas,  y hasta por centésimas!..

Tengo que confesar que cuando anunciaron la transmisión me invadió una gran ilusión; yo sabía de la maestría de Kanayeva por sus números de ensueño, pero nunca antes había podido disfrutar del concierto de su excelencia sobre el tapiz.

Nacida en Omsk en 1990,  llegó en 2005 al equipo nacional y poco a poco empezó a escalar posiciones en el panorama internacional.

El  gran resultado en lo individual le llegó en Beijing donde se agenció la corona en el All-Around de los Juegos Olímpicos.

Después su clase se precipitó sobre los tapices, como una tormenta capaz de arrasar con cuanto título se pusiera en discusión; Campeonatos Europeos, torneos intercontinentales, Copas de mundo, concursos por invitación, mundiales y todo evento en el que participó la vio irse con las manos llenas, de oro.

Sin detenerme en los detalles que decoran su hegemónico paso, sobra con referir  que,  en los últimos tres campeonatos mundiales celebrados (Ise 2009, Moscú 2010 y Montpellier 2011), Kanayeva logró 16 de los 18 títulos individuales puestos en disputa. Fue en 2010 cuando perdió los títulos que faltan en la suma: se le escapó en las cuerdas, donde fue segunda por detrás de su compatriota Daria Kondakova y también las cintas, al quedarse fuera del podio.

Así, colmó sus vitrinas de oro y hoy, a sus 22 años es la única en la historia que ha logrado ser  doble campeona olímpica. La única que ha cargado con todos los títulos posibles durante un campeonato mundial (Ise, Japón 2009), hazaña que por demás, se dio el lujo de repetir (Montpellier, Francia 2011). Por cierto que  ese año consiguió la perfección en las cintas (30.000) y se convirtió en la primera que lo hace desde que se instauró el nuevo sistema de puntuación.

Es muy probable que Evgenia, quien dice no sentirse una gran gimnasta, tenga que decir adiós al deporte activo aun cuando se le ve en plenas condiciones de seguir cosechando galardones. Pasa que en especialidades como estas se envejece rápido y las rotaciones de los atletas en el primer nivel se efectúan aceleradamente, máxime en Rusia, donde la competencia por llegar a representar este país deviene en un concurso que bien pudiera ser una final para todo el planeta. 

Así, las olimpiadas de Rio se dibujan para ella como una meta demasiado alejada en el tiempo. Y es que los 26 años que tendrá en 2016 parecen no dejarle opciones de ir por su tercer título olímpico al hilo. Habrá que esperar hasta allá y ver qué tal se desarrollan los acontecimientos. Pero una cosa sepan de seguro,  si esta mujer se llega a apuntar para Rio será favorita para eternizar su nombre en la historia puse llegar allí luego de haber sobrevivido en una clasificación olímpica rusa es  una credencial suficiente para ganar en esa instancia definitiva….

 

k03

 k04

 148073553JH00023_Olympics_D

 Games of the XXIXth Olympiad in Bejing/China 2008

 k02

 

 

Recomiendo leer el Blog http://g-ritmica.blogspot.com/

Facebook Comments