Sheilla Castro Foto: FIVB-Héroes

“Comencé en la educación física de la escuela y practicaba la natación. Un día me inscribí en la clase de Voleibol, lo probé y desde entonces << nunca mais parei >> (no he dejado de jugarlo)”.

Así describe Sheilla Tavares de Castro sus inicios en el mundo del “Volley”, el deporte que desde hace ya unos cuantos años la acoge en su regazo como una de sus más talentosas “ahijadas”.

Ella que ha sido la dueña de la casaca número 13 en la selección nacional de su Brasil natal en los últimos tiempos y que es conocida mundialmente como “Sheilla»,  concedió las siguientes declaraciones a nuestro blog Deporcuba:

 

Su valoración sobre Londres 2012

Fue una buena olimpiada para el equipo  y a nivel personal estoy satisfecha porque siento que conseguí ayudar al grupo a conquistar el bicampeonato.

 

Sensaciones del choque ante a  Rusia en cuartos de final

Es uno de los juegos más emocionantes de toda mi carrera. Pudo haber sido el fin de la olimpiada para nosotras pero creo que tuvimos la paciencia y la ecuanimidad necesarias para el cierre. Personalmente, convertí  puntos muy importantes y logramos vencer….. ¡Fue fantástico!

 

Cuando cayó el punto 25 del cuarto set  en la final frente a Estados Unidos, ¿qué pasó por su mente?

Confieso que en ese momento no pensamos demasiado, había mucha alegría, solo era  cuestión de dejarse llevar por la emoción. Solo queríamos que terminara el juego y ganar….

 

Estar en la  selección nacional, ¿qué significa?

 Es estar entre las mejores. Jugar por Brasil es un honor y mientras mi forma deportiva me lo permita estaré  a disposición de mi país.

 

¿Cuál es el recuerdo más grato que guardas –hasta hoy- de tu vida profesional?

La conquista de las dos medallas de oro olímpicas.

 

¿Y el menos gratificante?

El no haber conseguido el título mundial.

 

¿Ídolos?

En el voleibol Fofão (Hélia Rogério de Souza) y en la vida  mi abuela Terezinha.

 

En cancha, a qué se traduce la célebre frase de su equipo “meter o triple bloqueio, como quer que seja” (Meter triple bloqueo como sea)

Es como un “llamado de guerra”, las tres jugadoras que están por delante en la rotación van al bloqueo y hay que ganar ese punto a como dé lugar.

 

En el referido juego de cuartos de final  frente a Rusia había un aficionado que portaba un cartel “Sheila, eu vim aqui só pra te ver” (Sheilla, yo vine hasta aquí solo para verte). ¿Qué siente al recibir  tales muestras de  de apoyo?

 

Acciones como esa nos motivan mucho y es lo que nos impulsa, cada día,  a dar siempre lo mejor de nosotras en  la cancha.

 

¿Qué tanto influyen los fans en tu vida deportiva?

Mucho, le doy gran importancia a los seguidores que tengo y siempre trato de retribuir ese cariño porque me impulsa y me ayuda a seguir adelante.

 

Por acá también se le sigue…

Lo sé, y estoy muy agradecida por el cariño de todos. El tener seguidores en su país es  muy gratificante.

 

¿Cómo recuerda aquella final de los Juegos Panamericanos de Rio 2007?

Como un momento triste en nuestra carrera. Queríamos mucho vencer en casa pero Cuba jugó muy bien aquel partido y mereció la victoria.

¿Logró tener la revancha en Guadalajara 2011?

No, cada torneo y cada juego tiene una historia propia.  

 

¿Sorprendió en Brasil la ausencia de Cuba en los Juegos Olímpicos de Londres 2012?

Sí, desde luego,  Cuba siempre había sido parte de los Juegos olímpicos.

Doble campeona Olímpica,  cuatro veces ganadora del Grand Prix y Campeona panamericana. Además de haber recibido varios galardones individuales en los principales torneos del mundo, tanto con su selección como a nivel de clubes. Hoy, con 29 años cumplidos ¿hay algo que aún siente que le queda por lograr?

Quiero estar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, y quién sabe, vencer; son en casa.

 Además quiero ser campeona mundial, es el único título que le falta a nuestra selección.

Sheilla celebra el bicampeonato olímpico

FIVB Héroe

Facebook Comments