Yarelis Barrios Disponible en Cubahora.cu

El atletismo ha sido siempre uno de los puntales dentro de las delegaciones cubanas a eventos deportivos múltiples. A Londres nos vamos con la misma idea; sin embargo, ante lo “violento” del escenario internacional contemporáneo, las cinco medallas (1-2-2) que sacó Cuba del campo y pista de Beijing parecen una utopía para la representación con que recalaremos en la capital británica.

Al pasar la vista sobre los resultados de la temporada que publica la IAAF, con mucho sentido común invertido en el asunto, cabe preguntarse: ¿qué tanto protagonismo puede tener nuestro deporte rey de cara a la cita estival londinense?

De los atletas cubanos y sus opciones va este comentario; una entrega que consta de dos partes.

Al pensar en medallas, el primer referente son aquellos atletas que, por haber estado en el podio hace cuatro años, se vuelven pilares de esta nueva aventura: 

ORO

Dayron Robles, que fuera el único campeón en la cita asiática, hoy anda lejos de aquel 12,93 que le coronó y que sigue siendo una medida sólida para aspirar al podio de 2012. 

El Lord del Guaso ha pasado por todo en estos últimos tiempos: se lesionó en el Mundial de Berlín ’09 y en el de Daegu ’11 vio como se escapaba el título que le faltaba tras ser descalificado por “interferir” a su amigo Liu Xiang. 

Luego de esto, y —literalmente— con un chino atrás, declinó su participación en la cita mundial techada de Estambul tras resentirse las molestias de antaño. En fin, el guantanamero que tenía todas las papeletas para ser uno de los “Elegidos”, ha pasado a ser una fusión de sentimientos contraproducentes que le han llevado a protagonizar una campaña discreta en medio de un año olímpico que no va siendo, precisamente, el mejor para él. 

Anda tan alejado de la barrera de 13 segundos —condición necesaria, en mi modesto criterio, para pensar en el podio londinense—, como tan cerca está Liu Xiang de quebrar el récord de los 110 metros con vallas (aunque esto es cosa de coser y cantar). Recordemos que este es de 12,87 segundos y pertenece al cubano, pero el chino se lo ha igualado recientemente -con excesivo viento a favor-. Dejando a un lado la rapidez de la pista de Eugene donde hiciera el crono, ese es todo un presagio de emociones para esta prueba que desde hace mucho ocupa lugares estelares entre las más esperadas de la capital británica, aderezada —aún más— con el grito de autoridad norteamericano salido del 12,98 de Jason Richardson y el 12,93 de Aries Merritt en el mismo estadio de Oregón. Este último repitió carrera con idéntico crono en el Crystal Palace de Londres.

PLATA

Las plateadas de aquella ocasión resultaron ser las lanzadoras de martillo Yipsi Moreno y de disco Yarelis Barrios.

Yipsi Moreno, ha vuelto sobre sus mejores marcas después de haber cumplido con otra obra titánica: la maternidad. Ahora en roles de madre y atleta, se las ha arreglado para personarse entre la elite del mundo, aunque con registros aún distantes de un oro olímpico. Incluso su 75,59 de esta temporada (ganó la plata con 75,20) no se ve suficiente para subir al que sería su tercer podio olímpico.

Mas, a esta guerrera de la vida le dejo toda mi confianza porque, siendo latina, ha estado 12 años en la elite de una modalidad que —exceptuándolas a ella misma y a alguna asiática—pertenece a las europeas. 

Yarelis Barrios repite y lo hace con muchas opciones. Al menos, los números la favorecen. Si consigue bajo los cinco aros un envío similar o superior al 68,03 de esta temporada, pues se presentaría como una segura candidata a los aplausos. La gloria definitiva dependerá de lo que hagan allí Sandra Perkovic, Nadine Muller , Li Yang Feng y la “eléctrica” del año, la rusa Daria Pishchalnikova que tras labrar una temporada estable sobre 67m se ha sacado un disparo de 70.69m que impone respeto. Antes, su mejor resultado era un 65.55 conseguido en 2009. 

BRONCE

Las de bronce en aquella ocasión fueron a la cuenta personal de Ibrahim Camejo (8,20 m en la longitud) y Leonel Suárez, en el decatlón.

El primero no está ya en las filas del equipo Cuba y el segundo tendrá la heroica misión de abrirse paso ante la perfecta dupla norteamericana de Trey Hardee-Ashton Eaton, favorita para repetir lo de Daegu ’11, con la adición del sutil mensaje que Ashton envió al mundo hace unos pocos días desde Eugene, al quebrar con 9039 el récord del mundo que había sido de Sbrle por 11 años. 

Una marca que, aunque beneficiaria de la comprobada rapidez de la pista del Hayward Field (Eugene, Oregon), no le resta ni un ápice de jerarquía al muchacho.

Continuará…..

Facebook Comments