Gratas noticias a ritmo de dos preseas de oro y otras tantas de plata y bronce dejaron los cubanos en la Copa Canadá de lucha libre, disputada por más de un centenar de gladiadores en la ciudad de Guelp, provincia de Ontario, y en donde la armada de Estados Unidos se coronó, al adueñarse de cuatro cetros.

EL PINAREÑO HUMBERTO ARENCIBIA (84 KG) APROVECHÓ SU FOGUEO Y SE LLEVÓ LA CORONA.

A pesar de la escasa información reseñada sobre la justa, que contó con la presencia de los clasificados olímpicos anfitriones, estadounidenses, sudcoreanos y antillanos, se conoció que en duelo por el oro Alejandro Valdés (60 kg) y Humberto Arencibia (84) dispusieron de sus coterráneos Yowlys Bonne y Yuniesky Torreblanca, respectivamente. Andy Moreno (66) y Javier Cortina (96) se agenciaron bronce en divisiones dominadas por el local Haislan García y el experimentado estadounidense Jake Varner, en ese orden. Los otros oros de Estados Unidos corrieron a cargo de Frank Perelli (55), Duke Prickett (74) y Les Sigman (120).

La armada femenina de la nación anfitriona dio fe de su poderío, amparada en los títulos de Jessica MacDonald (51), Brittanee Laverdure (55), Braxton Papadopoulos (59), Dori Yeats (67) y Erica Wiebe (72).

El certamen constituyó el último escenario competitivo para los cuatro libristas cubanos clasificados a Londres, y al decir del entrenador principal Julio Mendieta resultó muy provechoso para optimizar individualmente cuestiones técnicas, mantener los volúmenes y aprovechar la base de entrenamiento que sostendrán hasta el próximo jueves.

HAROLD IGLESIAS MANRESA
harold@granma.cip.cu