En el centro, Carlos Guzmán. Fisioterapeuta del área de saltos del Equipo Nacional. (Foto: Laynier Piedra-Deporcuba)

Por: Yendrie Rodríguez Borruel y Lilian Cid Escalona

Cuba es una potencia deportiva a nivel internacional….Nadie lo duda ya que las incursiones de la Mayor de las Antillas en eventos deportivos siempre se han saldado con éxito. El atletismo es una de las modalidades deportivas en las que mayor dividendo se ha cosechado en los últimos años representado en la figura de atletas posicionados al máximo nivel internacional.

Detrás de la gloria que siempre acompaña a victorias y títulos, se erige un escuadrón de  personas capaces de hacer que talento, esfuerzo y preparación se conjuguen para obtener el resultado esperado. Una parte de esa batalla la libra el personal médico y de preparación física que labora en aras de cada atleta llegue en su máxima condición física a cada competición.

En visita realizada por el equipo de este blog al Estadio Panamericano; cuartel general del atletismo cubano, conversamos con  uno de esos héroes anónimos; Carlos Rafael Guzmán, fisioterapeuta de  la selección nacional de atletismo dedicado especialmente al área de saltos y responsable de la recuperación de atletas como Yargelis Savigne, Mabel Gay, Yarisley Silva, Alexis Copello y  Lázaro Borges, por mencionar algunos.

 

P: ¿En qué consiste su trabajo?

Carlos: Bueno nuestro trabajo consiste en atender todo lo relacionado con  la fisioprofilaxis de los atletas.  Es decir, estar presente durante todo el entrenamiento, tanto para la realización del acondicionamiento físico que se hace antes de entrenar: se refiere a  los estiramientos, algún tipo de masaje especial, la preparación de determinada zona, así como una vez que ya hay alguna zona dañada o afectada, contribuir a la rehabilitación de la lesión en cuestión.

P: ¿Cómo llega  a este trabajo?

Carlos: Me inicié tras ser administrador del CEPROMED. Yo trabajaba en el Centro Provincial de Medicina Deportivas de la Ciudad de la Habana. Estando ahí dentro de este medio de los atletas pues surgió la posibilidad de realizar un curso de técnico – medio en acondicionamiento físico y no perdí la oportunidad.  Me incorporé, hice mis 2 años y medio como técnico, y después seguí hasta que culminé los estudios de nivel superior como Licenciado en Cultura Física.

P: ¿Cuánto tiempo lleva trabajando como fisioterapeuta?

Carlos: En el alto rendimiento llevo más de 14 años.

P: ¿Cree usted que a este trabajo se le da la importancia que lleva?

Carlos: Hay diferentes maneras de ver este aspecto. Desde el punto de vista de reconocimiento del  atleta, el beneficio y la utilidad que nosotros le brindamos con lo que hacemos, sí. Aunque, quizás el reconocimiento a otro nivel no es tan así, te digo eso pues por ejemplo, cuando se habla de resultados, de medallas, se resaltan determinados éxitos en el deporte, y un poco que se obvia la labor que realiza un grupo de compañeros que estamos detrás también de este resultado, y que estamos constantemente a la par de los entrenadores con el atleta.

P: Eso lleva a la otra pregunta: ¿Cómo se reconoce su trabajo a nivel internacional, y cómo se reconoce aquí en Cuba?

Carlos: Yo pienso que nosotros, en Cuba, tenemos el conocimiento, tenemos la voluntad, pero quizás estamos un poco carentes de determinados medios para poder desarrollar bien el trabajo, creo que quizás no se le da la importancia que requiere. Ejemplo tú llegas a un evento de cualquier nivel, ves que todos los fisioterapeutas, masajistas, los osteopatas, tiene su camilla propia para trabajar, se le permite moverse con ella adonde quieran darle la atención al atleta, nosotros en cambio carecemos de eso. No se si han entrado al departamento, allí está el equipamiento, pero quizás las condiciones para la atención de los atletas de este nivel podría mejorar. Entonces pienso que hay que sensibilizar a las personas que tienen que ver con estas situaciones pues en  la medida de que se tengan mejores condiciones, el trabajo sería más provechoso y por consiguiente,  los atletas se sientan mejor atendidos.

P: ¿Cómo está integrado el grupo de trabajo de ustedes con los atletas?

Carlos: Al colectivo aquí  le llamamos la “Tríada” Médica y está constituida por un médico especialista en medicina del deporte, un psicólogo, y el fisioterapeuta. Claro que simultáneamente a nuestra labor, aunque no directamente con los atletas, brindan el servicio otro grupo de compañeros como por ejemplo  la técnica de laboratorio, las enfermeras, las compañeras de pruebas morfo-funcionales, y las compañeras que hacen las pruebas de electrocardiogramas, dietistas, biólogos; en realidad es un equipo bastante completo.

P: ¿Cuando hay eventos, ellos también se mueven al evento, o solo viajan ustedes?

Carlos: No, a los eventos nos movemos nosotros. Ahora, cuando se trata de condiciones específicas, por ejemplo cuando se hacen entrenamientos de altura, sí se solicita la presencia del técnico de laboratorio para hacer las pruebas  referentes a la adaptación de los atletas a estas condiciones de elevación.

P: ¿Por qué escoger este deporte para atender a los atletas?

Carlos: No, eso no lo definimos nosotros, eso obedece a una ubicación que hace medicina deportiva por cuatrienios, es decir al finalizar esta olimpiada, se mueven los compañeros de deportes. O sea cuando se termine esta olimpiada, el grupo que estamos aquí, estamos sometidos a que se nos cambie de deporte, y aquí entrarían otros compañeros.

P: ¿Es obligatorio que los cambien de deporte, o es a decisión de ustedes?

Carlos: No, esa es una política de la institución.

P: Quiere decir que ahora cada cuatro años ustedes van a cambiar de deporte.

Carlos: Cada cuatro años, por regla excepcional te mantienen dos ciclos olímpicos, es decir hasta ocho años. Sobre eso hay sus ideas a favor, ideas en contra, pero bueno, es así por regla general.

P: ¿Pudiera comentarnos algo de su experiencia en la rehabilitación de atletas de alto rendimiento?

Carlos: La mayor incidencia de nuestro trabajo se observa en atletas que  no son sometidos a intervenciones quirúrgicas. Pues cuando sucede esto, la primera parte de esta rehabilitación, la hacen en el centro donde se intervienen quirúrgicamente, generalmente es en el Frank País. Allí se inicia la primera parte, y después aquí nosotros le damos continuidad.

Ahora cuando son atletas que tienen cualquier tipo de lesión, que están alejados durante un tiempo de los entrenamientos, entonces sí nosotros intervenimos en un 100 %. Así en dependencia del tipo de patología, es el tratamiento rehabilitador que se utiliza, es muy variable en función de los medios de que se  disponga y  el lugar donde ocurra la lesión, porque a veces estamos en una base en otra provincia y no se dispone de todas las condiciones para hacer el trabajo, y tal vez también dependa de la experiencia, un poco también de los conocimientos que uno tiene para tratar siempre de satisfacer la necesidad del atleta. Con la misión de reincorporarlo lo más pronto posible al entrenamiento, y a la competición que es en realidad la razón de ser de la rehabilitación del atleta.

P: ¿Algún atleta cuya rehabilitación con más orgullo usted recuerda?

Carlos: La rehabilitación de Mabel Gay (triple salto), de la fascitis plantar que ella vino aquejada en el 2004, que de hecho no con la  agudeza que tenía anteriormente, pero sigue arrastrando ese problema. No obstante se ha mantenido en la alta competición, es decir logra hacer sus marcas en correspondencia con las exigencias de la actualidad.

También la rehabilitación de Alexis Copello (triple salto), que estuvo un tiempo aquejado de una lesión en la zona lumbar.

Hemos trabajado también con la lesión de una tendinitis con Osviel  Hernández (triple salto) quien actualmente tiene la mejor marca de los saltadores masculinos, y así entre otros.

P: Bueno, pudieras explicar la lesión de Mabel, fascitis plantar, en términos de la cotidianidad.

Carlos: Es una inflamación que se hace en la fascia, es decir en la planta del pie, en este caso como la planta del pie es el apoyo sobre todo para el evento que ella hace que es el triple, date cuenta que es saltar y caer en el pozo. A ella se le inflama, o sea llegó un momento en el que tuvo un atrofio en esa zona, o sea tenía un huevo en la planta del pie, y entonces ella se queja constantemente, cuando se le sube mucho la carga de entrenamiento, en la medida de que se va haciendo más intenso, ella se lastima, entonces lo que se hace es que se le bajan las cargas, se le da el tratamiento adecuado, se le colocan los soportes y el vendaje adecuado para que ella pueda continuar realizando su actividad.

P: ¿Algún problema o dificultad a los que usted se enfrenta para hacer su trabajo, aunque ya nos comentaba sobre los medios y las condiciones, pero alguna otra cosa además de eso?

Carlos: A veces tenemos dificultad con relación a la asignación del material para nosotros poder realizar nuestro trabajo, por ejemplo el aceite y los ungüentos que normalmente usamos para los atletas. Pues cuando se nos asignan, a veces no es con la cantidad que lo requerimos, pues como ves aquí los atletas pueden tener diariamente hasta dos sesiones, y si has visto los tamaños de las pomadas, por ejemplo un tubito de mentolán para una población de más de veinte atletas todos los días, es poco. Quizás debíamos contar con otros medios, por ejemplo duchas de tipo terapéuticas, piscinas para poder realizar la rehabilitación, y sé que estoy pensando en grande, pero es en correspondencia con la calidad de los atletas que tenemos, y con los resultados obtenidos. Es verdad que hay que invertir, pues son cosas costosas, y sabemos las dificultades económicas que tenemos, pero bueno es poner esto en función de los atletas para que ellos puedan rehabilitarse de forma óptima con mayor prontitud y seguir alcanzando éxitos para el país.

P: Actualmente y en específico el área de salto, ¿cómo está la situación propiamente de su área de trabajo, o sea física de los atletas, en vísperas de esta olimpiada? ¿Hay alguna lesión, algo que no se conozca?

Carlos: Bueno el triple salto, por las mismas características del evento es un deporte muy traumático, de ahí la importancia de que los atletas hagan sobre todo la fisioprofilaxis. Es decir, no esperar a que aparezca la lesión, más bien tomar las medidas preventivas antes de que aparezca pues realmente en estos casos, la mejor medicina es la que previene, no la que cura. Es decir que ellos tomando todas las medidas adecuadas sin tener ningún tipo de lesión, es mejor para nosotros. En todo esto inciden los estiramientos adecuados, sus masajes como los tienen programados, la quiroterapia, que tomen los recuperantes en los momentos adecuados, y en la forma adecuada, todo eso ayuda a que aparezcan las lesiones propias del deporte que realizan. En ese sentido el área está bastante fortalecida, contamos con un grupo de atletas noveles pero en su gran mayoría son atletas de gran experiencia que siguen con seriedad este plan.

 

P: Bueno sobre todo enfocados en Copello, Giralt, la misma Yargelis, Mabel, y bueno los muchachos de la pértiga que usted también atiende. Dado a que son unas de las opciones fuertes de Cuba en las olimpiadas para obtener un buen resultado, y desde el punto de vista físico ¿cómo están estos muchachos?

Carlos: Realmente están muy bien, están entrenando con mucho ahínco, como es característico en ellos. Tratando de suplir el déficit de entrenamiento que hemos tenido, porque como se sabe, después del calendario atípico que tuvo este panamericano, estamos tratando de suplir toda esa carencia de entrenamiento para poder llegar en forma a la olimpiada, y obtener los resultados que todos esperamos alcanzar.

Muchas gracias por su tiempo y continúen teniendo éxito en su trabajo. Muchas felicidades porque ustedes también ganan esas medallas.

Facebook Comments