Por Yasiel Cancio Vilar

Ciego de Ávila, Cuba, 28 may (PL) Ciego de Ávila está abocado a convertirse en campeón del béisbol cubano por primera vez en la historia del club, una proeza que pudiera catapultar a su manager Roger Machado al puesto de director de la selección absoluta del país.

Ahora mismo, mi sueño más anhelado es ganar el campeonato y después ser el director del equipo nacional, una meta obvia porque sino no estuviera trabajando, dijo en exclusiva con Prensa Latina el mentor avileño, quien dirige por quinta temporada consecutiva a ese equipo provincial.

El mentor de los Tigres es la pieza cardinal del actual proyecto, al extremo de articular un equipo capaz de protagonizar una excepcional progresión en los últimos cinco años.

Desde su debut en 2007, la escuadra de Ciego de Ávila comenzó a optimizar sus prestaciones, culminando séptima en 2008, tercera en 2010, cuarta en 2010, y subcampeona nacional en 2011, por mucho los mejores resultados de todos los tiempos de ese club del centro del país.

Disciplina, colectivismo, entrega en el terreno y unidad. Los jugadores aprendieron a ayudarse mutuamente, todo esto ha dado el resultado que hoy estamos viendo, la progresión del equipo no es casual, es un trabajo bien pensado, agregó el timonel de los Tigres.

Hoy día, Ciego de Ávila domina la gran final ante Industriales, por tres victorias contra una, un performance que pudiera lanzar al estrellato a Machado si finalmente lograra coronarse campeón de Cuba. Industriales es un equipo inmenso, no por gusto es el que más campeonatos ha ganado en la historia del béisbol cubano. Es un conjunto muy difícil porque sabe jugar a la pelota, contra ellos equivocarse se paga caro, agregó Roger, director de una selección alternativa de Cuba en el Torneo holandés de Rotterdam, en 2011.

Su ambición por mover los hilos de la selección absoluta cubana es un secreto a voces; sin embargo, reconoce la gran competencia que tiene para ocupar el cargo.

En Cuba hay varios directores con mucha experiencia y calidad para dirigir la selección. Habemos muchos con capacidad de cumplir a cabalidad esa tarea, la dirección del béisbol decidirá a quién colocar en ese puesto, advirtió.

Ciego de Ávila pudiera convertirse hoy en el séptimo campeón de Cuba desde 1993, cuando implementaron el actual sistema de competencias.

Anteriormente solo Santiago de Cuba, con seis títulos, Industriales (5), Pinar del Río (3), Villa Clara (3), Holguín (1), y el desaparecido equipo Habana (1) habían conquistado un primado nacional en ese período.

La candidatura de Roger Machado a seleccionador nacional competiría fuertemente con las de Jorge Fuentes, Víctor Mesa, Lázaro Vargas e Higinio Vélez (director del equipo Cuba en las dos ediciones de los Clásicos Mundiales).

 

Disponible en: 

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=511224&Itemid=1

Facebook Comments