Muy difícil le ha sido a Juan Castro y a su equipo lograr victorias este año. (Foto: Juan Moreno)

Muy difícil le ha sido a Juan Castro y a su equipo lograr victorias este año. (Foto: Juan Moreno)

Por Reynaldo Cruz

Por segundo año consecutivo, el equipo que se corona campeón de la Serie Nacional se queda fuera de la postemporada en el siguiente campeonato. Esta vez, Pinar del Río, el equipo que se coronó con el cetro el pasado año, contra todo pronóstico, ha quedado fuera de los Play Off luego de que Sancti Spíritus lograra una importante victoria ante Granma, que además complica a los Alazanes.

Independientemente de lo grande que ha sido siempre Pinar del Río como equipo, su victoria del año pasado no deja de ser improbable, como mismo lo fue la deHolguín en 2002 o la de Industriales en 2009-2010, por citar, claramente de manera intencional, a los otros dos conjuntos que alcanzaron la corona un año y se hundieron en el pantano al siguiente.

Además, a este elenco le queda el minus (antónimo de plus) de haber perdido a su mentor campeón de un año a otro… o no digamos perdido, porque su “voluntaria decisión” de no dirigir a los pativerdes, o la “supuesta destitución” que nunca se hizo o se divulgó de manera oficial – como muchas cosas que suceden con el béisbol de la Isla: lo que dejó de golpe y porrazo a Juan Castro (quien a lo mejor ni lo tenía entre sus aspiraciones) como timonel del conjunto. A esto se le puede sumar el hecho de que un serpentinero como Yosvani Torres, el Más Valioso de los Play Off, tuvo salidas muy inestables, a pesar de ser líder en lechadas, y la cantidad de lesiones que aquejaron a jugadores claves del equipo campeón.

Y como si todo fuera poco, algunos peloteros no han producido todo lo que son capaces de producir, a pesar de que han mostrado destellos, y que han hecho que muchos – entre los que me incluyo – nos preguntemos porqué están exhibiendo números tan discretos.

Pero lo que más llama la atención es que en sentido general, los pativerdes han jugado MUY mal a la pelota. Su ofensiva de .276, por debajo de la media (.281), su promedio de efectividad de 3.91 es bastante bueno (contra una elevada media de 4.31, mientras que su defensa de .974 (justo en la media del campeonato) ha cometido 101 marfiladas, y ha costado 67 carreras sucias, más los errores que no se anotan.

Sin embargo, lo más inquietante del balance pinareño es que con sus cifras habrían estado fuera de la “fiesta” hace una semana si jugaran en la envenenada Zona Oriental, donde solamente Villa Clara ha logrado la clasificación, y le tomó más tiempo que a los de Occidente, incluso siendo el cuadro más ganador de la campaña.

Ha sido el fin de la carrera hacia los Play Off de 51 Serie Nacional para un gran equipo… el año pasado fueron Industriales y Santiago de Cuba, y en este ha sido el Tsunami. Los indómitos no las tienen tampoco todas consigo, pues a pesar de estar “en zona”, los Alazanes de Granma les están respirando en la nuca.

Por el momento, adiós al Tsunami, que no llegó a la orilla esta vez. El próximo año será…

 

Tomado de: http://universobeisbol.wordpress.com

Facebook Comments