…lo sé, es pronto para hablar de Londres. Pero, observando el pasado cercano y aterrizando en el presente; ¿qué tan descabellado sería vaticinar una corona olímpica para Yelena Isinbayeva, Valerie Adams o para Sally Pearson?

Soy del criterio de que estas tres chicas tienen en sus manos grandes opciones para coronarse en la cita estival londinense. Incluso, pudiera apostar con igual seguridad por Britney Reese. La norteamericana ha ganado las últimas ediciones de los campeonatos del mundo y este 2012 -en Estambul – acaba de pegar un salto de 7.23m para ratificarse en la cima del mundo. Como dijo hace un par de fechas el amigo y amplio conocedor Ángel Cruz desde su Blog Carros de Fuego en As.com: Reese, sin mucha técnica en su concurso es dueña de un potencial enorme . Y mucha razón llevan sus palabras; con ella no hay nada decidido hasta el último salto. Siempre saca el extra, ese extra que también es una cualidad de los más grandes exponentes del atletismo mundial.

Por cierto que su 7.23 supone la mejor marca mundial conseguida desde la temporada de 2004 en que Tatyana Lebedeva (RUS) se estirara hasta los 7.33.

Interesante este tema, por ello prometo que volveré para comentar sobre ella y sobre las otras chicas que he mencionado pero hoy quiero llegar hasta Sally Pearson.

Sally McLellan o Pearson , como quieran llamarle, es la mejor vallista del momento. Lo digo con el respeto que merecen las norteamericanas que son excelentes atletas, pero la realidad es que se han quedado a la saga de esta australiana que estremece la pista a su paso.

Sally, de sus 25 años tuvo en 2006 su primera temporada por debajo de los 13 segundos y desde entonces no ha hecho otra cosa que mejorar sus resultados en los 100 metros con vallas. Pese a ser subcampeona en Bejing con 12.64 en 2008; su año de consagración fue el 2011.

El tiempo que le dio la victoria en los Mundiales de Daegu la acercó al cielo… ¡12.28! es un crono de leyenda. Es, de hecho, la cuarta marca de todos los tiempos y la primera que rebaja los 12.30 desde que en Agosto de 1988 la búlgara Yordanka Donkova impusiera el 12.21 que aún coexiste como récord mundial de la especialidad. Antes, solo la propia Donkova (12.26) y otra coterránea suya Ginka Zagorcheva (12.25) habían conseguido registros similares.

En Sudcorea, Pearson no solo destrozó la maldición de «DailyPrograme» sino que se llevó con su huracanado paso a Danielle Carrutheres y a Dawn Harper al volar sobre el hectómetro obstaculizado. Ambas marcaron idéntico tiempo de 12.47 para escoltarla en el podio; un excelente registro que les hubiera dado el título en cualquier otro evento precedente pero sin opciones al compartir pista con esta chica, reconocida posteriormente como la mejor atleta de la IAAF en el año.

La temporada actual también ha tenido a “la Pearson” como protagonista. El 12.49 que hizo en Melbourne el 3 de marzo es lo mejor del año y creo que lo será hasta que ella misma lo rebaje. También ha ganado los 60 metros con vallas en los Campeonatos del Mundo de Estambul con 7.73s; con ello comanda la temporada bajo techo y se cuela entre las diez mejores marcas de la historia en escenario cubierto.

Para que tengan una idea, el tiempo de Sally en la final de Turquía fue mejor que el de 20 atletas de los que compitieron en los 4 heats clasificatorios para hombres en igual distancia y le hubiera servido para quedar séptima en la final masculina, siempre con el beneficio de la duda porque ya sabemos lo que generalmente pasa con el rendimiento de los atletas cuando se siente “jalado” por otros…

En las piernas de Sally descansan muchas, si no todas, las opciones para convertirse en la campeona olímpica de Londres. De paso porta grandes credenciales de villana ya que se muestra como una seria amenaza para el récord de Donkova.

Si les soy sincera, solo una debacle la sacaría de ese camino triunfal por el que transita. Su forma actual, expresada en resultados, la hacen lucir en estos tiempos como una “fuera de serie”. Es una de esas mujeres que ha tomado las riendas de su disciplina y domina, mientras pelea por superarse a sí misma porque ha dejado a ese resto del mundo que crece a su lado, sin opciones.

Progresión de Sally Pearson

2012- 12.49 ( Melbourne )

2011- 12.28 ( Daegu)

2010 – 12.57 ( Stockholm)

2009 – 12.50 ( Monaco)

2008 – 12.53 ( Monaco)

2007 – 12.71 (Osaka )

2006- 12.95 (Athína – Olympic Stadium)

2005 – 13.01 (Brisbane )

2004 – 13.30 (Grosseto )

Facebook Comments