Mientras  “el techo” estaba presto a  venírsenos encima  en  la lid mundial de Estambul, en suelo patrio, los atletas que se entrenan en la isla se sometían a pruebas de confrontación para obtener datos de su rendimiento bajo condiciones competitivas reales. Justo en el día en que  comenzaban las acciones en Turquía, el Estadio Panamericano- en La Habana- servía de escenario a la V PRUEBA DE CONFRONTACION  de este 2012.

El  tope que reunió a jóvenes, consagrados y alguna representación internacional fue testigo del despuntar de figuras noveles  con talento para abrirse paso en el complicado ambiente internacional así como sirvió de escenario propicio para chocar -otra vez- con la realidad de varias disciplinas en las que se tiene que trabajar con alma, corazón y mucho más para lograr recuperar el terreno perdido en los últimos tiempos.
Agradeciendo las estadísticas recopiladas por Alfredo Sánchez Barrios sobre lo allí acaecido, comenzamos nuestro viaje y lo hacemos por el triple, disciplina insignia del buque atlético cubano que ahora atraviesa por un momento  preocupante ya que  nuestros mejores exponentes andan “descarriados” de su rumbo en materia de resultados. Los que aquí se enfrentaron vieron como Yoandris Betanzos con 16.68 aventajaba al resto en poco más de 70cm. Entre las damas, Dailenys Alcántara (14.40) y Josleidy Ribalta (14.23) pasaban de los 14 metros,  al tiempo que la experimentada Yarianna Martínez quedaba a las puertas con 13.98m.
En el campo Yipsi Moreno (72.04) y  Roberto Janet (76.60) dominaron en el lanzamiento del martillo. La camagüeyana, por cierto, fue dueña de una secuencia estable de disparos por encima de 68 metros (69.56-72.04-69.50-68.72-71.94-72.00), buen resultado para una temporada que está en sus inicios aunque la muestra distante de las marcas que amerita la concreción de su sueño olímpico. Junto a ella y a Yunaika Crawford (tercera con 67.25) crece una generación de martillistas que ya superan los 60 metros y que evidencian continuidad en el trabajo por mantener los resultados en este apartado. Ejemplos como Ariannis Vichy (n. 1989) lanzó 68.29m para terminar segunda,  Yurisleydi L. Ford (n. 1991) que llegó hasta 64.80 y  Yuliana de las M. Soriano (n. 1993) hasta 60.14m, dan fe de lo anterior.
Guillermo Martínez se adjudicó la prueba de jabalina con envío favorable de 79.74, lo preocupante es que tras él quedó un vacío ya que los restantes contendientes no lograron siquiera conquistar los 70 metros con el dardo. Situación similar se respira entre las damas, donde nuestras representantes del panamericano Yanet Cruz y Yainelis Ribiaux lanzaron para un discreto rendimiento expresado en  60.60 y 58.71, respectivamente.
El disco tuvo en Jorge Y. Fernández (66.05) el mejor de la fecha. Las féminas transitaron en medio de la agradable sorpresa de los 65.60m facturados por la joven Denia Caballero, válidos para aventajar a la ganadora del Diamante en 2011 y mejor atleta del año en Cuba Yarelys Barrios que tras el 64.38m en su primer  lanzamiento luego no pudo mejorar. Yaimé Pérez era tercera con 62.50m.
Dailis Caballeros, recién llegada de la gira de invierno europea,  volvió a marcar 4.40 garrocha en mano y sigue fallando  el 4.50 que supone su boleto a la cita estival londinense. Yanquiel Lara, compañero de batallas de Lázaro Borges, quedaba varado en  5.25.
Las estadísticas de Sánchez Barrios señalan, además,  que en el Salto de Longitud Pedro E. Díaz era el más destacado con estirón de 7.97m, secundado por Ibrahin Camejo (7.74) y Héctor D. Fuentes (7.56).
Con la Bala seguimos conservadores. Por las damas venció la chilena Natalia Ducó con 18.01 y Mailín Vargas solo lograba un 17.43 que la dejó segunda. Entre los hombres, Reinaldo Proenza y su 18.59  consiguieron lo mejor de la jornada.
En el salto de altura, Víctor Moya, regresando de una lesión que interrumpió su desarrollo solo alcanzó a sobrepasar 2.10 y la prueba fue ganada por Sergio Mestre con 2.15; también sobrepasaron ese listón  Raudelys Rodríguez y Briander W. Rivero, aunque cabe resaltar que estos muchachos solo tienen entre 20 y 21 años de edad.   Daniellys Dutil, de solo 17 años, venció por las féminas con 1.83m.
En la pista, las cosas siguen discretas de acuerdo con el panorama mundial actual. Veamos: Los mejor por los chicos en los 100 m iba a la cuenta de Harlin Pérez con 11.12 mientras que no se disputaba carrera entre las féminas.
En 200 y 400m, Yosdany R. Marrero ganaba con 22.18 y 47.79 respectivamente.
Sorteando obstáculos  Dayron Capetillo (13.71) e Ignacio Morales (13.94) hacían lo más destacado en los 110, por las chicas Belkis Milanés venció con 13.60. En 400 fue  Rigoberto Cairo y su  54.42 el referente.

Esto es lo que hay hoy por acá. El resto de la historia la vieron ustedes según lo sucedido el fin de semana en Estambul. Se impone trabajar pero, en  cualquier caso, los resultados son un medidor real de la capacidad competitiva de muchos de los atletas que aspiran a representarnos en eventos del orbe.

También es un espació oportuno para rivalizar, descubrir nuevas figuras  y redefinir objetivos.  Es una experiencia positiva y saludable para el atletismo cubano que tiene el reto, el gran reto, de reconquistar los planos estelares a los que nos tiene acostumbrados.

Nota de la autora: Mención especial a Javier Clavelo por la información.

Facebook Comments