Por: Odette Fernández López. Movimiento Código y Letra

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según el sitio de la Agencia Cubana de Noticias, Terry Fox, canadiense, sufrió la amputación de su pierna derecha cuando tenía 18 años y se dedico a promover la lucha contra el cáncer. En 1980 se propuso correr con una prótesis 42 kilómetros diarios, durante 143 jornadas consecutivas. Murió 10 meses después. (http://www.ain.cu/2012/marzo/10ed-terry-fox.htm).
A mi me toca de cerca este tema.

¿Quién no ha perdido algún ser querido a causa del cáncer? ¿Quién no tiene algún ser querido que padece esta enfermedad?

Mis abuelos me criaron (y malcriaron) toda la vida. Lo fueron todo para mí. Fallecieron, con diez años de diferencia, por cáncer en el estómago. Esta enfermedad, segunda causa de muerte en nuestra Isla, no perdona edad, género, raza ni sueños.
Este sábado en la mañana no tenía muchos deseos de salir de mi cama después de una semana de trabajo verdaderamente agotadora. Tenía mucho cansancio pero el recuerdo de mis viejitos me hizo salir de mi letargo y participar por primera vez en la XIV edición tradicional del «Maratón de la Esperanza Terry Fox».

En Cuba se realizaron cerca de 5.000 carreras, siendo considerada la segunda más grande de las convocadas fuera de Canadá. En esta ocasión, la UCI tuvo muy poca participación a pesar de haber contado con una buena promoción por parte del proyecto Marabana UCI. Sin embargo, los que tuvimos la oportunidad de asistir nos llevamos la enorme satisfacción de correr por la esperanza, por la vida y contra el cáncer. Exactamente a las 10 de la mañana salimos a recorrer el circuito de 3 kms, junto con niños, ancianos, personas discapacitadas, artistas y dirigentes.

En esta ocasión, la incursión maratonística terminó con una visita a la exposición Sacrificio en la Encrucijada, de Kcho, donde tuvimos la oportunidad de intercambiar con el artista acerca del significado de las obras que expone en el Gran Teatro de La Habana hasta el próximo 12 de abril.

Deporte y cultura, ejercicios físicos y arte.

Sin dudas, una mañana provechosa.

Facebook Comments