El norteamericano Justin Gatlin venció en los 60 metros planos para cerrar la segunda fecha del Campeonato Mundial de Atletismo. Jornada de grandes sorpresas y excelente cosecha para los Estados Unidos que se adjudicó 4 títulos e igual cantidad de bronces. Gatlin ganó con crono de 6.46 y fue escoltado en el podio por el jamaicano Nesta Carter (6.54) y el británico Dwain Chambers (6.60); ocupantes de la segunda y tercera plaza, respectivamente.

Además del título de Gatlin, Estados Unidos sumó las preseas de Ashton Eaton  que impuso récord mundial con sus 6645 puntos  en el heptalon ,  Sanya Richard-Ross  en 400m y Chaunte Low en el salto de altura.

Precisamente Low fue protagonista de una de las sorpresas de la tarde-noche mundialista ya que muy pocos vaticinaron que la prueba de la altura se ganara con un registro inferior a los 2.00m y que Anna Chicherova no fuese la acreedora del galardón.  Las cosas marchaban perfectas hasta que llegaron los 1.98, una marca en que todas quedaron, excepto la ganadora del día que lo sobrepaso e intentó 2.01 pero sin resultado satisfactorio.

Insólito se vuelve el hecho de que el  egundo lugar lo comparten  tres atletas, en este caso Antonieta Di martino (ITA), Ebba Jungmark (SWE y Anna Chicherova (RUS) quienes archivan idéntica secuencia de saltos.

Aprovechando que caemos en hechos curiosos, me detengo en  la final del salto de longitud para hombres donde se proclamó campeón el representante de Brasil Mauro Vinicius da Silva gracias a sus dos saltos consecutivos de 8.23m. Este doble  registro le valió el oro pues el norteamericano Henry Frayne también registró 8.23 pero quedó en plata ya que su segundo mejor resultado era de 8.17m. El bronce fue para el ruso Aleksandr Menkov, con estirón de 8.22m.

En el triple para damas Yamilé Aldama, representando a Gran Bretaña, se títuló campeona a la edad de 39 años. Su salto de 14.82m le dio la victoria sobre la favorita pre-competencia Olga Rypakova (14.63m) mientras que el bronce se lo llevaba la cubana Mabel Gay (14.29m).

La mayor sorpresa de la noche la puso Nery Brenes, de Costa Rica al imponerse en los 400m con tiempo de 45.11; nuevo récord para los campeonatos del mundo bajo techo. En la propia prueba el campeón a cielo abierto Kirani James  finalizó último con un discreto registro de 46.21s.

Las maldiciones de los favoritos y los misterios de la portada del Daily Programe que rondaron en Daegu ,  esta vez –como sucediera en aquella ocasión- tampoco pudieron con el paso arrollador de las fenomenales Sally Pearson (AUS- 7.73 s WL)y Valerie Adams (NZL-20.54m AR). Ambas se impusieron con categoría en los 60mH y lanzamiento de la bala,  respectivamente  y siguen labrando un camino que las incluye entre las figuras de más opciones para obtener el oro en Londres y quizás, algo más.

En las otras finales de la tarde, sin lugar a casualidades,  Renaud Lavillenie (FRA)  ganaba la garocha con  5.95 (WL) y los 1500 tenían en  Genzebe Dibaba (ETH – 4:05.78)  la campeona  femenina y Abdalaati Iguider (MAR- 3:45.21) fue líder entre los hombres.

La última fecha mundial guarda espectáculo. Por Cuba Alexis Copello (Triple salto), Orlando Ortega (60mH) y Yarisley Silva (Salto con pértiga) buscarán el oro o al menos ampliar la cosecha de medallas de la Isla ; tarea harto complicada, ya ustedes saben que andamos en decadencia de resultados..

A escala internacional son los relevos largos en ambos sexos  así como la salida a la pista de Yelena Isinbayeva, Liu Xiang y Meseret Defar algunos de las actuaciones que llevarán  protagonismo  en  la fecha de clausura de un mundial que sin lugar a las dudas ya ha escrito su nombre en la historia de estas lides.

Facebook Comments