Llegamos a la mitad de la serie y se aproxima el juego de las estrella, el método de selección y en menor medida la sede desde sus respectivos anuncios han suscitado numerosos comentarios y amplia repercusión en nuestros medios de prensa. El más mediático es el hecho de que Malleta no esté en la boleta que nuestra prensa publicó pero no es el único el pasado 7 de febrero Cubadebate publicaba el artículo “El encapotado cielo de las estrellas” donde resaltaban las ausencias de otros atletas con méritos suficientes para estar en la tan llevada y traída boleta como por ejemplo, Vladimir García el estelar pitcher avileño y de los equipos Cuba o el menos conocido Ariel Miranda pitcher mayabequence ambos con muy buenos números en el momento del corte, mejores que los que tenían alguno de los seleccionados pero sencillamente estos números no fueron los que se tuvieron en cuenta, los números mágicos fueron los de average para los bateadores, los de ganados y perdidos para los pitcher abridores y los salvados para los relevistas.

¿Son los pitcheres que más ganan los mejores? ¿Son los bateadores de más average los más sobresalientes? A criterio de la comisión nacional si y por esto dos únicos criterios fueron seleccionados los candidatos obviando que como en el caso de Miranda hay pitcher que no cuentan con un bateo que los respalde y por ende tienen escasa posibilidades de ganar un juego aunque pitchen para menos de tres (2.6) limpias por juego o que hay bateadores como Malleta que tiene excelentes números en impulsadas y extrabases propios del turno al bate que poseen y que estos números son en buena medida los que deciden los juegos. Pienso que la solución es un condesado de estadísticas en el caso de los bateadores el JAS pone en nuestras manos una solución que a mi criterio es mucho más sana y justa que la actual y para el caso de los lanzadores tener en cuenta también el importantísimo PCL que es a fin de cuentas un estadística que si depende únicamente del pitcher.

Según las números que los medios de prensa han dado el jugador que más botos ha recibido tiene menos de 5000 esperare a que sierren los conteos para comentar este tema pero es llamativo que existan tan pocos votos. Aplaudo que se mantenga el juego de veteranos pienso que es un justo reconocimiento a glorias de nuestro deporte nacional y una oportunidad para el pueblo cubano de ver a sus estrellas de antaño. En cuanto a la sede creo que es merecida los cocodrilos han dado muchas alegrías para sus parciales y para el beisbol cubano por el notable cambio que han experimentado de una serie a otra creo que serán una digna sede para este clásico entre orientales y occidentales.

Mayeta: primera base de Industriales.

Vladimir García el supersónico pitcher de Ciego de Avila

Facebook Comments