por: Reynaldo Cruz (Blog Universo Béisbol)

Recientemente, el béisbol internacional fue objeto de uno de los hechos más significativos de su historia, cuando Holanda desbancó a todos sus rivales, y derrotó dos veces a Cuba – una de ellas en el partido decisivo – para alzarse con el trofeo de la Copa Mundial de Béisbol de la IBAF, celebrada en Panamá.

Desde el banquillo, Brian Farley movió los hilos de la nave Oranje y logró lo que no lograba un conjunto del Viejo Continente desde aquel lejano 1938: ganar un torneo del orbe.

En esta ocasión, mueve “otras piezas” y contesta a algunas preguntas de Universo Béisbol.

Universo Béisbol: ¿Qué nos puede decir sobre su título en la Copa Mundial de Béisbol?

Brian Farley: Fue un esfuerzo colectivo de los jugadores y entrenadores. Me pareció interesante que tuvimos al Jugador Más Valioso y al lanzador con mejor promedio de efectividad, pero a nadie en el Todos Estrellas. Esto es muy preciso cuando se mira el desempeño general del conjunto. No confiábamos en una o dos personas. Si usted
mira los resultados de los partidos podrá percatarse de que cada encuentro tuvo a uno o dos muchachos diferentes que hicieron las mayores contribuciones a nuestras victorias. La gente habla de los desempeños en equipo, pero nosotros lo vivimos realmente.

UB: Robbie Cordemans había lanzado en varias ocasiones ante el equipo cubano. Sus salidas siempre habían sido efectivas, pero en la mayoría de los casos había llevado la peor parte. ¿Qué lo hizo colocarlo como abridor del partido por la Medalla de Oro?

BF: Las derrotas de Robbie ante los cubanos en el pasado apenas han tenido que ver con su desempeño, pero sí con nuestra habilidad para apoyarlo ofensivamente. Su experiencia en este nivel es muy valiosa. Es capaz de enfocarse en el momento y no le intimidan las circunstancias o los oponentes. Es un lanzador para juegos
importantes, que está teniendo su mejor año en la última década. En esa etapa, y en ese momento, fue la elección ideal.

UB: ¿Podría decirnos su opinión sobre el juego del sábado (juego de la final)?

BF: Lo usual para nosotros. Un juego cerrado en el que la ejecución en momentos de presión determinarían el ganador. ¡Con una defensa por encima de la media, desempeño extraordinario del cuerpo de pitcheo y dos hits en momentos claves matizados por un toque de bola ejecutado a la perfección se gana un campeonato mundial!

UB: ¿Qué le dijo a los jugadores antes de salir al terreno aquella noche?

BF: Que merecían estar allí y que tenían el control sobre cómo terminaba la historia. Como uno puede generar su propia suerte, porque la suerte se da cuando la preparación y la oportunidad se encuentran. Estábamos preparados y esta fue la oportunidad. También les comenté que tenían que desear la victoria más que Cuba si querían obtener el Oro.

UB: ¿Hubo algún momento en el partido en que temió que Cuba podría venir de abajo y ganar el choque?

BF: Más respeto hacia la habilidad de Cuba que miedo. No se puede jugar o dirigir a este nivel con temor. Lo que sentí fue saludable respeto hacia la capacidad de mi oponente. Por supuesto, con el juego cerrado como estaba y ante un equipo con la capacidad ofensiva de Cuba, siempre debí anticipar lo que podría pasar y prepararme para cualquier situación.

UB: El equipo Cuba siempre ha sido considerado como un conjunto poderoso cuando se trata de béisbol. Sin embargo, han perdido las últimas tres Copas Mundiales, dos ante Estados Unidos y una ante Holanda. En su opinión, ¿hay algo que Cuba deba hacer para regresar a la cima de un torneo?

BF: Siguen siendo un gran equipo, pero si tuviese que señalar algo que no han tenido en torneos recientes entonces diría que les falta un lanzador estelar en su rotación. Con el retiro de Vera y el cerrador Lazo, los cubanos no tienen a un as que sea capaz de vencer a cualquier rival como lo tuvieron en el pasado.

UB: ¿Considera que este momento fue el mejor de su carrera como mentor?

BF: ¡Sin dudas!

UB: ¿Cuál es el próximo paso?

BF: Le haré la misma pregunta a mis jugadores cuando me reúna con ellos la próxima semana. Mantener ese apetito para jugar en la cima luego de tan extraordinario resultado es un gran desafío para nosotros. Sin embargo, hay un gran número de torneos importantes en el horizonte, y hacia ellos enfocaremos nuestra atención. Tenemos el Campeonato Europeo el próximo año y en Holanda estamos muy resueltos a recuperar el título que perdimos ante Italia en 2010. También el Clásico Mundial de Béisbol se celebrará en 2013, y por supuesto, será un gran reto para nosotros.

UB: ¿Considera que la victoria de su equipo podría tener un impacto positivo en el béisbol de Europa? ¿Cómo?

BF: Es difícil decir lo que ocurrirá en el futuro, pero dada la cantidad de publicidad que hemos recibido tengo la esperanza de que sea un impacto positivo. Creo que Europa tiene una oportunidad de demostrar que ya no se le puede pasar por alto cuando se trata del béisbol internacional, y espero que nuestro reciente triunfo se derive
en una mayor participación de muchachos jóvenes en nuestro deporte por toda Europa. Me gustaría ver también un efecto positivo en esos miembros del Comité Olímpico Internacional que han votado en contra del béisbol en el pasado. Europa tiene un enorme potencial, y posiblemente este campeonato sirva de catalizador para lograr
crecimiento y reconocimiento.

UB: ¿Esta Medalla de Oro crea un reto para Holanda en el venidero Clásico Mundial de Béisbol de 2013?

BF: Definitivamente nadie nos tomará más a la ligera. Esto en sí es una victoria para el béisbol europeo. El reto que necesitamos ponernos es muy importante. Es enfocarnos en el momento y trabajar sobre la base de permanecer en control de las cosas que están bajo nuestro control.

UB: ¿Algún mensaje a los fanáticos del béisbol en el mundo?

BF: Muchas gracias por el maravilloso apoyo de todos ustedes. Recuerden: Cuando crean en algo, ¡tienen razón! El fracaso es parte de este deporte y parte de la vida, pero el verdadero fracaso no es poncharse o dejar que una pelota pase por entre sus piernas. El fracaso radica en darse por vencidos con ustedes mismos o con sus
compañeros de equipo. El éxito está basado en el buen juicio, el buen juicio está basado en la experiencia y la experiencia se adquiere por el mal juicio. ¡Enfóquense en el momento, aprendan de sus errores y sigan hacia adelante¡

UB: Muchas gracias.

BF: ¡Gracias a usted!

Disponible en: http://universobeisbol.wordpress.com

Facebook Comments