En los terrenos que el monumento al Maine, a un costado de donde en la actualidad se encuentra el Hotel Nacional, en señor George Brandt, magnate estadounidense, director y propietario del periódico

Habana Post, construyó en los primeros meses de 1915, el primer local habilitado en Cuba para el boxeo. El parque recibió el nombre The Stadium y por el cuadrilátero desfilaron algunos boxeadores estadounidense, razón por la cual las concurrencias fueron aceptables, hasta la noche de 12 de marzo del citado año inaugural, cuando fue celebrada la pelea entre los norteños Battling Jim Johnson y Sam Mac Vea, conocidos pesos completos, y allí mismo ardió Troya…

La emotividad del combate entusiasmo a cerca de 15 mil espectadores que abarrotaron los graderíos. Al parecer, la consecuencia del posterior desenlace fue que existía cierta combinación o arreglo para que el pleito concluyera en 20 asaltos, sin vencedor ni vencido, y al anunciar el veredicto de tablas el árbitro Frank Beecher, la decisión no gustó al público, que reclamó la extensión a cinco asaltos más. Sam McVea se opuso de plano y alegó que a él le pagaron por 20. La intervención de la policía provocó el desalojo violento del local, con varios heridos y detenidos.

A partir del relatado suceso, los fanáticos volvieron las espaldas al The Stadium, poderosa razón para que George Brandt clausurara la instalación antes de cumplir seis meses de funcionamiento. Debido al corto tiempo que se mantuvo abierto, la arena The Stadium fue rebautizada con el nombre de Castillo de naipes.

Facebook Comments