Por Dr. José Ramón Fabelo Corzo

En lo que al atletismo se refiere, Cuba enfrentará muy pronto dos campeonatos mundiales, el de mayores en Londres, del 4 al 13 de agosto, y, antes, el de cadetes (menores de 18 años) del 12 al 16 de julio en Nairobi. La inminencia de ambas competiciones parece momento propicio para valorar cómo van los cadetes en comparación con sus hermanos mayores.

En un reciente artículo publicado en DeporCuba, el colega y amigo Eddy Luis Nápoles analizaba los clasificados por Cuba al Mundial de Londres. A los 18 clasificados que él planteaba habría que agregarle la juvenil Roxana Díaz, quien logró su marca clasificatoria recientemente en Monterrey, con un magnífico 51.59 en 400 metros. Significa que son en este momento 19 los clasificados en pruebas individuales (no contamos aquí a los integrantes del equipo masculino de 4 x 400, también clasificado).

Lo primero que salta a la vista cuando comparamos esta cifra con la de los más jóvenes atletas cubanos es la significativamente mayor cantidad de marcas clasificatorias que han logrado los cadetes: un total de 59, es decir, tres veces más que los mayores.

Hector Luis Duarte supervisa el entrenamiento de Marisleysis Duarthe

Lo otro que llama la atención es la diferencia de calidad de sus respectivas ubicaciones en el ranking mundial. Por el lado de los mayores podemos observar que ningún atleta encabeza en estos momentos el listado universal en su especialidad, una sola atleta (Yaimé Pérez con 67.92 en disco) se posiciona en segundo lugar y nadie es tercero. En contraste con ello, entre los cadetes tenemos, en el instante en que escribimos estas líneas, a tres atletas que marchan primeros en sus respectivas especialidades: Jordan A. Díaz en triple (16.66), Maykel Vidal en salto largo (7.85) y la flamante recordista mundial cadete con jabalina de 500 g., Marisleisys Duarthe (65.44). Otros dos cubanos marchan segundos: Yusniel Jorrín en triple (16.02) y Silinda Morales en disco (53.21). Al tiempo que todavía otros dos cubanos van de terceros: Yaritza Martínez en martillo (68.52) y el triplista Mailón Mesa (16.00), quien probablemente no pueda asistir al mundial ya que cada país puede inscribir a sólo dos por especialidad y en el triple masculino los tres mejores del mundo en la categoría son cubanos.

Si bien es cierto que primeros lugares en el ranking no garantizan medallas, suponiendo que estas últimas sí se atuvieran a los listados tal y como están ahora, entre los mayores obtendríamos una solitaria medalla de plata en el mundial de Londres, mientras que los bisoños traerían de Nairobi a su país nada menos que tres oros, dos platas y dos bronces (considerando el hipotético caso de que también ellos, como los mayores, pudieran presentar tres competidores por especialidad).

La pregunta lógica que emana de la constatación de estos hechos es la siguiente: ¿por qué tanta diferencia cuantitativa y cualitativa entre cadetes y mayores de cara a sus respectivos mundiales? Parecen ser varios los factores que explican esa diferencia, algunos que tienen que ver con el momento en que realizamos este análisis y otros que reflejan viejos problemas. Veamos algunos de ellos:La fecha límite para clasificarse al mundial de cadetes es ya muy próxima, el 3 de julio, mientras que los mayores tienen oportunidad de lograr sus marcas hasta el 23 de julio, 20 días más. Se espera que en ese lapso otros atletas cubanos logren su clasificación, pero no deben ser muchos y ni siquiera llegar a la mitad de las marcas clasificatorias que individualmente ahora tienen los cadetes.

  • Estamos en el primer año del ciclo olímpico y se observa un lógico énfasis en el trabajo con los más jóvenes. Incluso, entre los 19 clasificados al Mundial de mayores de Londres hay tres atletas que se encuentran todavía en edad juvenil: Juan Miguel Echevarría en salto largo, Cristian Atanay Nápoles en triple y Roxana Gómez en los 400 metros y otros dos andan por su primer año como mayores: Roger V. Iribarne en los 110 m/v y Lázaro Martínez en triple. No obstante, se echa de menos en la preselección nacional a atletas que, si bien algunos ya no son tan jóvenes, podrían seguir estando entre los mejores del país en sus respectivas especialidades y haber obtenido las marcas clasificatorias a Londres.
  • Un problema reiterado que ahora también se percibe es el malogrado desarrollo de algunos atletas que se destacan mucho en edades tempranas, pero que no alcanzan igual desempeño ya de mayores. Atletas que fueron medallistas mundiales como cadetes o juveniles hoy no logran las marcas mínimas como mayores y algunos, siendo todavía jóvenes, ni siquiera figuran ya en el equipo nacional. Factores como el cambio obligatorio de entrenadores al pasar de una categoría a otra incidieron negativamente. Esperamos que esto sea ya tema resuelto.
  • Otro factor que sí no está resuelto y que también incide negativamente es el caso de los atletas cubanos con las marcas mínimas exigidas o con condiciones para hacerlas, pero que ya no viven en Cuba, se han nacionalizado y compiten por otro país o, sin cambiar la nacionalidad, no reciben la autorización de la Federación Cubana para representarla en estos eventos. Hay unos cuantos atletas hoy mismo en ese caso y, por supuesto, prácticamente todos son de la categoría de mayores. Sigue siendo este un asunto pendiente, no sólo para el atletismo, un tema cuya solución requiere sobre todo de mucho sentido común y adecuación del pensamiento a las circunstancias actuales.

Ojalá que la diferencia en cantidad y calidad que ahora se observa entre mayores y cadetes sea la diferencia entre el presente y el futuro del atletismo cubano. Ese debe ser el principal reto para los directivos de un deporte que tantas glorias ha dado a Cuba.

Dejamos ahora al lector con una tabla en la que aparecen todos los atletas cadetes que han logrado este año la marca clasificatoria al Mundial de Nairobi. Por supuesto que, por diferentes razones, sólo unos cuantos de ellos podrán asistir al evento. Pero será bueno que todos reciban el estímulo necesario para seguir creciendo como atletas. En un próximo trabajo valoraremos los que más posibilidades tienen de realizar allí una buena actuación.

Tabla Clasificados por Cuba Campeonato Mundial U18 Nairobi 2017

Facebook Comments