Desafiante Bodarenko 4 de Julio – Bondarenko era un saltador promedio, pero se apareció en 2013 deseoso de cambiar la historia. Inició sobre 2.33 en Doha y dos meses después lanzó el primero de sus gritos de autoridad al vulnerar los 2.41m en Lausana (4 de julio). Fue la primera vez que se saltó más de 2.40, desde el año 2000.

También se gastó carácter, ganó la Liga de Diamantes y el Mundial con récord para estos campeonatos. En Moscú hizo un concurso que más que oro, buscaba al “Soto”. Renunciar al 2.38m, atacar y vencer con el 2.41m con la meta de llegar con reservas a los 2.46m es una jugada que solo hacen los que piensan en grande, y así se ha proyectado el ucraniano.

El récord para el salto de altura, el 2.45m de nuestro Javier Sotomayor, acaba de cumplir 20 años en medio de un bombardeo de intentos. Once veces (cuatro competencias) fue a por ellos Bohdan Bondarenko, y aunque la altura le quedó grande será recordado por sus resultados y por mostrarse con la fuerza para desafiar alturas que por más de una década existieron, únicamente, en los sueños de sus coespecializados.

 

Además:

I- Oscar Pistorius, de héroe a villano

II- Jennifer Suhr, los 5 metros son posibles

III- Brianna Rollins, aparece una estrella

Facebook Comments